La energía solar: limpia e inagotable.

energia-solar

El sol es una fuente de energía que llega durante todo el día hasta nuestro planeta, calentándolo y haciendo posible la vida.

Hoy sabemos que, además, de él podemos obtener una energía inagotable y limpia, una de las alternativas para el futuro.

No hay que pagarla, no contamina, no genera desperdicios, no hace ruido… El sol es una fuente de energía renovable a diferencia de los combustibles fósiles. Y ya se está usando en distintos lugares del mundo, sobre todo en aquellos sitios más aislados, donde la red eléctrica no llega.

Mediante el uso de diversos instrumentos, la radiación que llega desde el Sol se capta y reúne para poder ser utilizada. Se usan dispositivos especiales, con los cuales se toma la energía solar y se la transforma en otra forma de energía para generar calor o electricidad.

El uso de colectores solares domésticos aumenta la autonomía de los usuarios y es muy aconsejable en edificios como los centros escolares, balnearios, regiones rurales y los polideportivos en cuyos vestuarios se usa el agua caliente sanitaria en abundancia.

Otra aplicación de la energía solar térmica son las cocinas solares.

Por ahora esta energía, es un complemento, una “ayuda”. Pero no son pocas las personas que piensan que en el futuro podría ser una opción que llegue a muchas más personas.

El Sol es origen de las demás formas de energía que el hombre ha utilizado desde el inicio de la historia, puede satisfacer todas nuestras necesidades, si aprendemos cómo aprovechar de forma inteligente la luz que continuamente derrama sobre el planeta.

PROYECTO NOAH

tucan

PROYECTO NOAH es una comunidad “on line” que amantes de la naturaleza pueden usar para explorar y documentar la vida silvestre y alentar a los estudiantes a compartir sus observaciones.

El fin de Proyecto Noah es poner en común conocimientos y educar a otros acerca de las maravillas de nuestro mundo natural a través de las observaciones y unirse a las misiones de la biodiversidad.

Cientos de educadores están utilizando  Proyecto Noah para ayudar a resolver los problemas del mundo real y lograr los objetivos principales de aprendizaje; ya sea reforzando las habilidades de escritura, como alentando a sus estudiantes a experimentar la naturaleza o protegiendo un hábitat amenazado.

Los participantes del Proyecto Noah comparten sus experiencias con el resto del mundo. Esta actividad no sólo mejora los resultados en el ámbito académico, sino también,  y más importante,  ayudan a construir una comunidad de guardianes del medio ambiente.

Todos los colaboradores están conectados con una comunidad “en línea”. Proyecto Noah cuenta con un IPHONE aplicación en ITUNES;  y ANDROID aplicación en GOOGLE PLAY, que ofrecen a los usuarios la oportunidad de participar en proyectos de investigación.

Con esta aplicación, los propietarios de teléfonos inteligentes no sólo pueden identificar plantas y animales a través de un registro de datos, sino que también les proporciona más información  acerca de lo que hay en su área y le envía misiones específicas. También pueden compartir fotos de las curiosidades o especies de la naturaleza que los rodea para la investigación en las grandes universidades.

Como utilizar Proyecto Noah en clase

  • Unirse a la comunidad creando rápida y fácilmente una cuenta gratuita
  • Crear una misión en el aula
  • Volver a conectar a los estudiantes con la naturaleza.

Proyecto Noah ha ganado varios premios. Actualmente tiene colaboradores en más de 55 países del  mundo que participan en una gran variedad de misiones.

Para conocer más podés entrar en  www.projectnoah.org/education

Hogares verdes, familias eco-responsables.

yo amo clasificar

Los niños siempre necesitan las explicaciones de las cosas y no un simple “porque sí”. La mayoría de los niños suelen ser muy curiosos y es por eso que cuestionan todo lo que hacemos y decimos. Es por eso que creemos que es de gran importancia explicarles porqué cuidar nuestro planeta es fundamental. Pero, ¿cómo explicarlo? Siempre tratando de responder a sus preguntas de la mejor manera posible, sea con palabras, con libros o video que tratan del tema o llevándolos a lugares donde pueden ver con sus propios ojos cuál es el impacto que tenemos sobre el medio ambiente.

Por otro lado, los niños sienten que son actores principales de la obra cuando están involucrados o a cargo de algo. Es por eso que otra buena manera de involucrar a los niños es dejándolos practicar lo que han aprendido con pequeñas acciones simples que pueden realizar solos: apagar la luz cuando salen de su cuarto, cerrar la llave de agua mientras se cepillan los dientes, tomar una ducha en lugar de llenar la bañadera de agua. Es muy importante realizar estas acciones para que esos buenos hábitos se vuelvan costumbre y lo hagan sin pensar.

A los niños le suelen encantar los animales es por eso que resulta de gran importancia enseñarles a respetar a los animales y la naturaleza. Los niños a veces juegan a arrancar las hojas de los árboles o aplastar hormiguitas, sólo porque se les hace divertido. Cuando algo así suceda debeos decirles que eso no se hace y recordarles que las plantas y los animales son seres vivos al igual que nosotros y que merecen ser tratados como tales, protegidos y respetados porque son parte de un ecosistema frágil.

Vivimos en un mundo que continuamente nos invita a consumir es por eso que este puede ser uno de los grandes desafíos: ser consumidores responsables. En la medida que nosotros como padres lo seamos, vamos a poder transmitirlo, enseñando con el ejemplo. Un buen momento para enseñarles a ser consumidores responsables es cuando vamos al supermercado con ellos, explicándoles que es mejor evitar los paquetes individuales y es preferible consumir productos de temporada, comprar aquello que es necesario y bueno y no simplemente porque está de moda.

Pero, si de conciencia ecológica se trata no podemos dejar pasar la triple R: reducir, reutilizar y reciclar. Al igual que con los demás hábitos, es importante que comencemos desde que son chiquitos. Una manera de reducir residuos es utilizando bolsas reutilizables para traer los productos que compramos en el supermercado o bien, cuando festejamos el cumpleaños de nuestros hijos, utilizar bolsas de papel madera para las famosas “bolsitas de regalo” y así reducir la cantidad de plástico o cambiar los juguetes de la piñata por elementos que realmente le sean útiles como lápices de colores, gomitas para el pelo, hebillas, etc. Muchos niños suelen ser expertos en reutilizar cosas y por lo tanto suele ser la actividad que más les gusta hacer. Les suele gustar reutilizar las cajas, las botellas de gaseosas, los tubos de cartón del papel higiénico, etc. Otra manera de contribuir con la re utilización de objetos es donar aquello que ya no usemos y se encuentre en buen estado.

Uno de los hábitos más importantes a desarrollar en nuestras casas es el de reciclar. Para ello es importante tener una bolsa especial donde podamos poner cartón, papel, plástico, vidrio y aluminio y que serían los residuos reciclables y otra en donde podamos poner los residuos que son basura: restos de comida, vidrios rotos, lamparitas, focos y tubos fluorescentes, espejos y lentes, envases con restos líquidos en su interior, envases de pegamentos, vasos, platos y cubiertos descartables, envoltorios de golosinas. Si bien puede resultarnos un tanto complicado al principio, luego se nos vuelve un hábito y por lo tanto se nos vuelve una acción automática.

Si bien todavía podríamos hacer más cosas que nos transformen en una familia 100% verde, y tendríamos que hacer más esfuerzos para reducir nuestro impacto sobre el medio ambiente, es importante saber que el cambio comienza con los pequeños actos. Y, si verdaderamente queremos que nuestros hijos sean eco-responsables, es importante adquirir pequeños pero grandes hábitos ecológicos.

¿Cómo hacemos una huerta con los niños?

huerta

Como dijimos en Facebook, es una actividad ideal para realizar con los más pequeños de la casa pero sin olvidar lo necesario e importante que es nuestra presencia y supervisión a la hora de realizar la huerta.

Para poder armar una huerta en casa necesitamos:

– Una caja de madera (las de fruterías o supermercados).
– Plástico para forrar
– Una pequeña pala y un rastrillo
– Una regadera
– Tierra
– Semillas de los vegetales que queramos plantar.

¿Cuáles son los pasos a seguir para cultivar nuestra propia huerta?

1. Para comenzar debemos elegir el lugar donde ubicaremos la huerta. Es importante que sea un lugar donde reciba mucha luz solar durante algunas horas.

2. Luego, debemos limpiar bien la caja para después forrar el interior de la misma con el plástico. Es importante hacer algunos pequeños agujeros en la parte de abajo para que el agua que sobra del riego no se acumule en las raíces y pueda pudrir la planta. Después tenemos que rellenar todo el espacio con una capa gruesa de tierra.

3. A continuación, con la ayuda del rastrillo debemos hacer pequeños surcos en la tierra para introducir las semillas elegidas teniendo en cuenta la cantidad que debemos sembrar y la época del año ya que es importante respetar el calendario de siembra de cada planta. Luego, debemos tapar con un poco de tierra las semillas, y regarlas.

4. Ahora sólo queda controlar la huerta y esperar a que nos dé alguna señal de vida y empiecen a brotar las hortalizas. Es Importante tener en cuenta que la huerta en una maceta o en una caja va a requerir mayor riego que si estuviera en tierra abierta.

Si querés aprender más sobre cómo hacer tu huerta te pasamos este archivo del INTA que explica cómo avanzar: INTA- Como hacer mi huerta- Puntos basicos

La ecología: Un hábito de vida

ecologia pizarron

¿Que es la ecología?¿Que son los hábitos ecológicos? ¿Cómo podemos trabajar este concepto en la escuela?

Teniendo en cuenta que nosotros somos el organismo vivo que más influye en el planeta, la ecología debe ocuparse de cómo el hombre está cambiando el medio ambiente y cómo puede desarrollarse y disfrutar de una buena calidad de vida sin perjudicar a la naturaleza.

Sin duda la protección del medio ambiente es muy compleja. Sin embargo, cada uno de nosotros, desde nuestro lugar, ya sea en casa, en el trabajo o en la escuela, podemos hacer mucho por la protección y recuperación de nuestro planeta. Es de gran importancia educar a los niños como ciudadanos responsables y cuidadosos con el entorno que los rodea.

¿Es una tarea fácil? Es más fácil de lo que pensamos si se lo explicamos con conceptos sencillos y enseñamos con el ejemplo.

Un buen recurso para trabajar hábitos ecológicos es enseñándoles la regla de las tres “r”. ¿En qué consiste? Se basa en trabajar tres conceptos: reducir, reciclar y reutilizar. Una de las maneras de trabajar el primer concepto con los niños es enseñándoles a reducir la cantidad de basura generada, de agua y de energía consumida. A la hora poner en práctica el segundo concepto los alumnos deberán aprender a reciclar todos los materiales que sea posible, desde el papel hasta ropa o juguetes. Por eso es muy importante que les enseñemos a separar los residuos. Para ello podemos utilizar dos contenedores distintos, uno verde, donde se colocarán los residuos reciclables y uno negro para la basura. Cada cual con su respectivo nombre. Luego, debemos enseñarles qué se coloca en cada contenedor: el verde es para tirar papel, cartón, vidrio, botellas, envases de plástico y latas que no estén húmedos y el negro para residuos húmedos, envoltorio de golosinas, goma eva, planchas de etiquetas, vidrios rotos o todo residuo reciclable que se encuentre mojado con pegamento o pintura. Esto se puede practicar día a día en la escuela e incluso podemos alentar a los niños a que también lo hagan en sus casas.

El tercer concepto nos permite trabajar además de los hábitos ecológicos la imaginación ya que consiste en reutilizar todos los objetos que ya no usemos para poder darles un nuevo uso. Podemos realizar diferentes manualidades como transformar una remera vieja en una marioneta o una lata de refresco con la tapa debidamente lijada en un original lapicero o realizar tambores con latas viejas.

Es de gran importancia que los niños comprendan que el cuidado del planeta depende de cada uno de nosotros y que todos, tanto chicos como grandes, somos responsables de Él. Es por eso que lo mejor es poder educar ciudadanos responsables y comprometidos con su planeta.

Éxito: otra forma de hacer papel

¿Sabías que el papel de los cuadernos, repuestos y blocs de dibujo Éxito se fabrica a partir de la fibra de caña de azúcar? Un cultivo de ciclo anual que integra otra forma de hacer papel.

Las áreas naturales protegidas y sus categorías de conservación:

Reserva Natural Educativa:

Son áreas que, por sus particularidades o por su ubicación contigua o cercana a las Reservas Naturales Restrictas o Silvestres, brindan oportunidades especiales de educación ambiental o de interpretación de la naturaleza.
Sus objetivos son enseñar los valores inherentes a la protección de la diversidad biológica. Se trata de paisajes y ambientes que han estado libres de perturbación por intervención del hombre, durante un período prolongado de tiempo, o de algún elemento o proceso natural especial.

Parque Nacional:

Son áreas a conservar en su estado natural; son representativas de una región fitozoogeográfica y tienen gran atractivo en bellezas escénicas o de interés científico.

Monumento Natural:

Son áreas, elementos, especies vivas de animales o de plantas, de interés estético, valor histórico o científico, a los cuales se les acuerda protección absoluta.

Reserva Nacional:

Son áreas que interesan para la conservación de sistemas ecológicos, el mantenimiento de zonas protectoras del Parque Nacional contiguo, o la creación de zonas de conservación independientes, cuando la situación existente no requiere o admite el régimen de un Parque Nacional.

Reserva Natural Estricta:

Son áreas donde están prohibidas todas las actividades que modifiquen sus características naturales, que amenacen disminuir su diversidad biológica o que, de cualquier manera, afecten a sus elementos de fauna, flora o tierra, con excepción de aquellas que sean necesarias para el manejo y control de las mismas.

Reserva Natural Silvestre:

Son áreas de extensión considerable que conservan inalterada o muy poco modificada la cualidad silvestre de su ambiente natural y cuya contribución a la conservación de la diversidad biológica es particularmente significativa en virtud de contener representaciones válidas de uno o más ecosistemas, poblaciones animales o vegetales valiosas a dicho fin, a las cuales se les otorga especial protección para preservar la mencionada condición.

 

EL CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE

niños reciclando papel

Cada vez hay más personas que realizan alguna acción responsable y voluntaria en relación con el cuidado del medio ambiente. En nuestra vida cotidiana, y en la de nuestros hijos, las costumbres ecológicas se están imponiendo como valor fundamental.

El 5 de junio festejamos el día del medioambiente. Esta fecha fue establecida por las Naciones Unidas en el año 1972  y a partir de ese momento se conmemora todos los años.

Cada día crece más el interés por objetos hechos a partir de otros que han sido reciclados. Tanto en las ferias barriales como en las grandes exposiciones de arte internacional vemos muebles, ropa, cuadernos, adornos y demás utensilios realizados a partir de otros cuya vida útil ya había sido agotada.

Desde las páginas web que indican dónde llevar estos objetos para que sean reprocesados , hasta programas de televisión que nos enseñan cómo elaborar productos “eco- amigos” (o sea reciclados), se nos proponen una gran variedad de actividades para adentrarnos en el tema.

En algún espacio de nuestra casa seguramente tenemos algún  producto reciclado, e incluso, es posible que alguna vez hayamos intentado reciclar uno. Esta acción implica REUSAR y REUTILIZAR algo que ya no nos sirve,  por lo cual nos conduce a otra acción: la de NO CONTAMINAR en sumando más desechos.

El artículo 41 de nuestra Constitución Nacional habla del derecho a un medioambiente sano y equilibrado que conlleve al productivo desarrollo humano no solo en la actualidad, sino también en el futuro.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires rige la ley número 1.687/05 que promueve la incorporación de la Educación Ambiental en el sistema educativo formal, no formal e informal y propone entre sus objetivos incentivar la participación responsable y colectiva en el cuidado ambiental, así como estimular y apoyar procesos de investigación-acción.

Desde las escuelas gran cantidad de alumnos elaboran proyectos con acciones responsables y solidarias para la ecología; en muchas ciudades las personas comenzaron a dejar  de transportarse en autos para movilizarse en bicicleta o usar en mayor medida el transporte público; cada vez es más común ver tachos de basura de diferentes colores (que indican qué tipo de residuos deben desecharse en ellos).

Justamente este año, ese fue el tema en el que se centró el lema del  PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente): “PIENSA. ALIMÉNTATE. AHORRA”.

Cada vez que comemos, en realidad no estamos consumiendo sólo ese producto elaborado, sino también todos aquellos recursos empleados para producirlo. Por ejemplo: 1 litro de leche equivale a 16.000 litros de agua.

Al conocer este dato quedamos impresionados, también la FAO (siglas en inglés de la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) maneja cifras alarmantes de la cantidad de personas que día a día se va dormir sin haber comido nada y la cantidad de millones de toneladas de comida desperdiciada por año.

Esta situación debería ser motivo más que suficiente para que pensemos en no derrochar, y que realicemos un consumo responsable.

Más información en:

www.dondereciclo.org.ar

www.fundacionreciduca.org.ar

http://www.vidasilvestre.org.ar/que_hacemos/

piensa alimentate ahorra