Alumnos tutores: un trabajo entre pares.

alumnos tutores

Aquellos alumnos que interceden por nosotros colaborando en el proceso de enseñanza-aprendizaje los llamamos, alumnos tutores. ¿De dónde proviene el termino alumnos tutores? ¿Qué pedagogía puso en práctica este termino? ¿Qué beneficios nos brindan los alumnos tutores?

El termino alumnos tutores proviene del método Lancaster. ¿Qué hacían los alumnos tutores en el método Lancaster? Consistía en hacer que los alumnos mayores y más adelantados llamados “monitores”, enseñaran a sus compañeros bajo la dirección del maestro.

Hoy en día se ha implementado en muchas escuelas el concepto de alumnos tutores pero, a diferencia del método lancasteriano, los alumnos tutores de hoy no necesariamente son los mejores alumnos, si no aquellos que demuestran mayor desempeño en cada una de las disciplinas que se desarrollan en el aula.

Los alumnos tutores tampoco son los mismos en todas las disciplinas, si no que se suelen elegir según las habilidades y destrezas que se necesitan en la materia o el tema que se está trabajando. No todos los niños tienen el mismo ritmo de aprendizaje; por eso, el que tiene el dominio de un contenido o habilidad en particular, le podemos proponer ser el alumno tutor.
Podemos proponer el trabajo con alumnos tutores para todos los días o podemos utilizarlo como una estrategia en el aula para el desarrollo de un contenido especifico.

El trabajo con los alumnos tutores no implica que perdamos el contacto directo con el resto de los estudiantes, sino que podemos brindar atención individualizada para aclarar dudas y acompañar a aquellos que lo necesiten.

Este concepto de alumnos tutores no solo está respaldado por el método Lancasteriano sino también, por la teoría de Vigotsky ya que el mismo sostiene que la zona de desarrollo próximo (ZDP) es en donde deben situarse los procesos de enseñanza y de aprendizaje y en donde se desencadena el proceso de construcción de conocimiento del alumno y se avanza en el desarrollo.
Sin duda no sería posible lograr la construcción del conocimiento y por lo tanto, el aprendizaje de distintas habilidades, si no hay un “par” que colabore en ese aprendizaje y que además se encuentre en la misma zona de desarrollo.

Por lo tanto, la colaboración de los alumnos en la clase es sumamente beneficiosa, no solo para el maestro sino más bien para los alumnos ya que los ayuda a poder explicarse y entenderse en los mismos códigos y niveles de razonamiento.

Lateralidad cruzada

latralidad cruzada

¿Qué es la lateralidad cruzada?

Podemos definir a la lateralidad cruzada como la preferencia que algunas personas muestran por un lado de su cuerpo, ya sea derecho o izquierdo. Es sumamente importante que construyamos adecuadamente la lateralidad de nuestros hijos para que puedan tener un espacio de referencia del espacio temporal, y así, automatizar adecuadamente los aprendizajes básicos y por lo tanto, poder organizar toda la información tanto interior como la del exterior.

¿Cómo detectar la lateralidad?

A partir de los 5 – 6. años, que es la edad adecuada para comenzar a aprender esta habilidad, será posible evaluar qué tipo de lateralidad presenta nuestro hijo. Sin embargo, es recomendable continuar evaluando ya que a estas edades nada es determinante. Lo más importante es que las diferentes dominancias sea diestro o zurdo estén organizadas en el mismo lado, sobre todo si hablamos de mano, ojo y pie. Si observamos algún inconveniente debemos realizar las pruebas pertinentes para descartar lateralidad cruzada

¿Qué problemas de aprendizaje puede traer consigo lateralidad cruzada?

-Dificultad en la automatización de la lectura, escritura o cálculo.
-El niño suele leer de manera lenta y con pausas.
-Presenta hiperactividad y dificultad de atención.
-Inconvenientes para organizar de forma adecuada el espacio y tiempo.
-Problemas al ordenar información codificada.
-Ciertas confusiones derecha-izquierda que suelen dificultar la comprensión de los dieces y los cienes.
-Se confunde entre la suma y resta, multiplicación y división.
-Confusión de sílabas directas e indirectas
-Presenta torpeza psicomotriz, confusión para situarse a derecha o izquierda a partir del eje medio corporal.
-Se observa un mejor nivel de comprensión de las explicaciones verbales que en las escritas.
-Prefiere el cálculo mental que el escrito.
-Tendencia a presentar disgrafía, dislexia, discalculia y/o dislalias, queriendo expresar lo contrario de lo que piensa.
-Escribe letras y números de manera invertida, como si estuvieran reflejadas en un espejo.

¿Qué ejercicios podemos poner en práctica para trabajar la lateralidad cruzada?

-Reconocer y nombrar las partes en el propio cuerpo y en el de otro.
-Señalar errores en dos dibujos semejantes.
-Indicar la posición que se tiene respecto a un objeto, si está ubicado a la derecha o izquierda, adelante o detrás, arriba o abajo.
-Lanzar y recibir objetos, pelotas con una mano y la otra.
-Tirar a un blanco ubicado cada vez a mayor distancia.
-Abrir y cerrar la mano aceleradamente.
-Tocar cada dedo con el pulgar de la mano respectiva.
-Mantener en equilibrio un artículo con una mano, mientras que con la otra se realiza otra acción.
-Hacer dibujos con los dedos, ya sea con pintura, sobre arena, sobre espuma o una pizarra con el dedo mojado.
-Identificar los objetos que se encuentran a la derecha e izquierda con los ojos cerrados.
-Dibujar objetos a la izquierda y derecha de otro que ya está dibujado.

La resiliencia, una capacidad para desarrollar.

resiliencia

¿Qué es la resiliencia? Es la capacidad que tienen las personas para afrontar las dificultades, los problemas y las adversidades de la vida, superarlas y transformarlas. Muchos conocemos historias de situaciones traumáticas o de gran dolor que han vivido niños en su temprana infancia y que sin embargo, se han podido recuperar y sobreponerse a ello gracias a la resiliencia.

Como toda capacidad debe ser ejercitada ya que sino lo hacemos, a nuestros hijos les resultara difícil poder sobreponerse a una situación dolorosa, afrontar alguna dificultad o adversidad y poder resolverla.

¿Cómo podemos desarrollar la resiliencia? A través de conductas, del control de pensamientos y de actitudes que ellos pueden aprender con el ejemplo y orientación. A continuación les acercamos algunos consejos para trabajar la resiliencia en nuestros hijos.

Amigos y familia: es importante fomentar y animar a nuestros hijos a hacer y tener amigos. Además, es de gran importancia la contención familiar que le demos a nuestros hijos para que se sientan amados y protegidos. Las relaciones personales fortalecen la resiliencia de los niños.

Ayudar a los demás: es importante fomentar los modales de atención y ayuda a los demás. Que los niños experimenten ayudar a otros, les permite superar la sensación de que “no pueden hacer nada”. Podemos darles pequeños trabajos voluntarios acordes a su edad para que se puedan sentir valorados y útiles.

Fijarse metas: desde que son pequeños podemos ir fijando algunas metas acorde a su edad y capacidad. Es de gran beneficio que nuestros hijos puedan establecerse algunos objetivos y que luego puedan sentir la satisfacción del logro.
Alimentar una autoestima positiva: es muy importante que confíen en ellos mismos para lograr las cosas, para resolver conflictos y superarlos. Una de las mejores maneras que podemos desarrollar una autoestima positiva es a través del humor. Tener la capacidad de reírse de si mismo les ahorrará muchas frustraciones y los ayudara a vivir la vida de una manera más liviana y sin tanta autoexigencia.

Medio vaso lleno: fomentar una actitud positiva frente a las adversidades ayudará a nuestros hijos a enfrentarse a las dificultades con optimismo y positivismo.

Autoconocimiento: enseñar a nuestros hijos a que se conozcan a si mismos los ayudara a distinguir emociones y saber como manejarlas.

El cambio forma parte de la vida y es importante que nuestros hijos sepan que existe y que a partir de los cambios, se pueden establecer nuevas metas o se puede cambiar la mirada de la situaciones y resaltar lo positivo.

Una mascota en casa

con mi perro

Existen numerosos estudios que señalan que los niños que crecen junto a una mascota logran desarrollar un mayor sentido de la responsabilidad ya que, al descubrir cómo el animal necesita de su atención y de sus cuidados se tornan más responsables y comprometidos. Una mascota en nuestros hogares también potenciará la capacidad de empatía y compasión de nuestros hijos. Muchos niños adquieren una mayor autoestima como consecuencia de su relación con el animal. Por otra parte, los niños con mascotas observan conductas biológicas que enriquecen su conocimiento del mundo animal y su entendimiento de lo necesaria que es la adaptación a realidades diferentes que luego se extenderá a futuras relaciones interpersonales.

Es lindo resaltar que las familias con mascotas suelen pasar más tiempo juntas, interactuando con sus animales de compañía, realizando actividades, ya sean de juego o de cuidado. Esto también genera que los niños que tienen mascotas potencien su desarrollo del lenguaje mientras le hablan al animal y también favorecen su capacidad de lenguaje no verbal al observar comportamientos que poseen significados concretos.

Algunos expertos han detallado algunos beneficios que traen consigo tener un perro en nuestro hogar. La experta Rebeca Weil (*), detalla estos 5 beneficios:

 Comunicación: Los niños aprenden las señales sutiles que sus mascotas utilizan para indicar sus sentimientos. Más tarde, pueden aplicarse esta lección a la interacción humana porque ellos están más atentos a la importancia de la postura del cuerpo.

 Empatía: Los niños a menudo tienen curiosidad por las emociones que sienten sus mascotas. Esta curiosidad se extenderá a los demás. “Los animales ofrecen una vía para que los niños exploren su curiosidad”, explica Weil. “Para un niño, la curiosidad puede conducir a la esperanza y a un mayor compromiso con el mundo que les rodea.”

 Cultivar habilidades: Supervisados por adultos, los niños aprenden a cuidar de otro ser viviente y a disfrutar de mantener a la mascota sana y feliz.

 Confianza: Los niños son evaluados constantemente. Se los califica por su comportamiento, sus resultados académicos, su rendimiento deportivo. Esto es especialmente así con los niños de la escuela secundaria. Las mascotas no tienen tales expectativas; están encantados de que el niño pase tiempo con ellas. “Las mascotas dan a los niños un sentido de aceptación incondicional”, dice Weil. “En la relación con las mascotas no hay calificaciones ni juicios de ningún tipo.”

 Adaptación al cambio o “resiliencia”: los niños que atraviesan experiencias traumáticas a menudo las conllevan mejor cuando tienen una mascota a su lado. Weil, “La soledad es muy peligrosa para los niños”, dice. “Tener un compañero animal puede hacerlos sentir parte de algo.”

Otro beneficio importante y que solemos observar cotidianamente es el del cariño. Ese cariño que siente el niño hacia el animal, y el animal hacia el niño, especialmente si se trata de los perros o los gatos que, por lo general, siempre están cerca de sus amos, acompañando a los niños en sus juegos.

(*) Rebecca Reynolds Weil, terapeuta ocupacional y Directora Ejecutiva del programa “Animales como intermediarios (AAI), con sede en Massachusetts”.

De la hoja al cuaderno y del cuaderno a la carpeta

hoja exito

¿Implica esto un cambio significativo en los alumnos? ¿Debemos ayudarlos durante esta transición? ¿Es importante que los guiemos durante este proceso de aprendizaje y adaptación?

Nuestra tarea como docentes no sólo es transmitir conocimiento, sino también enseñar diferentes habilidades y guiar a nuestros alumnos durante su aprendizaje. Por lo tanto, es importante que nosotros acompañemos y guiemos a nuestros alumnos durante los cambios que van transitando hasta que hayan adquirido las habilidades necesarias.

Todo cambio, tanto para grandes como para chicos, genera inseguridad y duda. El paso de la hoja al cuaderno y del cuaderno a la carpeta también. Este, no es un cambio menor ya que el cambio del espacio implica el aprendizaje y dominio de varias habilidades.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de enseñar a usar la hoja del cuaderno? A continuación algunos docentes nos han compartido algunos consejos para guiar a nuestros alumnos en este aprendizaje:
– Explicar que las letras deben estar apoyadas en el renglón.
– Recordar que las letras deben ocupar un solo renglón.
– Mostrar cuales son los márgenes y enseñarles que allí no se debe escribir.
– Escribir salteando renglones para que no quede todo junto.
– Representar la hoja en el pizarrón para que los alumnos puedan guiarse a partir del ejemplo.
– Recordarles donde deben comenzar a escribir.
– A la hora de pegar una fotocopia enseñarles que primero se debe doblar y luego poner el pegamento.

Si nos toca enseñar a usar la carpeta, ¿qué consejos son útiles para este momento?

– Recomendar a los alumnos escribir sus nombres en todas sus hojas.
– Identificar la materia a la cual corresponde cada hoja. Y en caso de haber varios ejes dentro de una misma área identificarlo.
– Una vez que hayan identificado la materia y el eje, numerar las hojas.
– Sugerir guardar las hojas en el mismo momento que son entregadas para no perderlas.
– Ayudar a los alumnos a mantener un orden de la carpeta separando las áreas unas de otras con carátulas.
.-

Sonrisas: la importancia de cepillarse los dientes.

dentista

Como padres muchas veces nos preguntamos cuándo es el mejor momento para comenzar a enseñar a nuestros hijos a cepillarse los dientes. Los expertos dicen que este hábito debe comenzar desde temprana edad pero, ¿cómo debemos cepillarles los dientes? ¿cómo les enseñamos a cepillarlos?

Una de las recomendaciones que nos brindan los odontólogos es que empecemos por cepillar las encías de nuestros hijos cuando son bebés con un cepillo de dientes suave durante el baño y luego dejar que lo hagan ellos mismo siempre y cuando nosotros los vigilemos. Esto ayudará a que el cepillado de los dientes sea parte de la rutina de limpieza.

Es recomendable que nuestros hijos se limpien los dientes, por lo menos, dos veces al día. Es conveniente que tomen como rutina el hábito de cepillar se los dientes justo antes de ir a dormir y después del desayuno. Una manera de enseñar a nuestros hijos a cepillarse los dientes es a través del juego, sobre todo, a partir de los dos años, que es cuando la mayoría de sus dientes han salido. Bajo nuestra supervisión, los niños pueden comenzar a usar una pequeña cantidad de pasta de dientes con flúor.

Al principio, conviene explicar a los niños la necesidad de llevar a cabo este hábito diariamente y dar nosotros el ejemplo. Conviene iniciar esta rutina como si fuera un juego, enseñándole la técnica manualmente para que comprenda que es importante limpiar bien los dientes por todas sus caras, porque las bacterias son muy listas y pueden formar caries en los dientes si no las eliminamos todas.

Y, ¿qué hacemos con nuestros hijos que pasan largas horas fuera del colegio? ¿Es importante que se laven los dientes durante el horario escolar? Los niños consumen gran cantidad de dulces durante su estadía en la escuela y algunos también desayunan, almuerzan y meriendan allí, por lo tanto, es de gran importancia que podamos darles a nuestros hijos un estuche con un cepillo y una pasta dental para que pueda realizar por lo menos, un lavado luego del almuerzo o de alguna ingesta. Esto los ayudará a mantener sus bocas limpias y así poder prevenir las caries.

Otra cuestión importante a tener en cuenta, es que debemos evitar que nuestros hijos sientan que la higiene dental es una forma de castigarlos sino todo lo contrario, es una forma de cuidar una parte de nuestro cuerpo y mantenerlo limpio.

Prevenir es mejor que curar dice el dicho. Y sí, generarles el hábito de cepillarse los dientes es mucho más sano y menos traumático que llevar a nuestros hijos al dentista para resolver problemas que podríamos haber evitado.

Especial para docentes que dicen: “los chicos vuelven sin hábitos al cole”.

habitos foto

Para poder tener un año ordenado y de lindo clima de trabajo es importante hacer foco en los hábitos ya que, el momento de trabajarlos es ahora. Los chicos absorben todo lo que tienen alrededor. Por lo tanto, si logramos ser sistemáticos en las rutinas de trabajo será de gran beneficio para lograr una mayor concentración y esto traerá consigo un mayor aprendizaje.

¿Qué son los hábitos? Cuando una conducta la repetimos muchas veces hasta que logramos hacerla parte de nuestra actividad diaria, estamos creando un hábito. Estos, ayudan a los niños a estructurarse, a orientarse y a trabajar mejor en clase.

Sin duda podemos afirmar que los hábitos son de gran importancia y traen consigo muchos beneficios en los niños.

¿Cuáles son los beneficios? Permite que los niños se desarrollen de manera autónoma, permiten una convivencia positiva con los demás niños y como hemos dicho antes, son necesarios para que los alumnos puedan adquirir nuevos conocimientos.

¿Cuáles hábitos son importantes para lograr un buen clima de trabajo en clase?

Para poder lograr un buen clima de trabajo y tener una clase ordenada y tranquila, creemos que es importante que trabajemos con los niños algunos de estos hábitos:

– el orden: el orden de la clase es de suma importancia para los niños ya que sin duda aquellos alumnos que estudian en una clase ordenada logran una mayor concentración a la hora de aprender.
– el silencio: si bien sabemos que los niños no se van a quedar toda la jornada en silencio, sí sabemos que es de gran importancia para lograr un buen clima de trabajo y ayuda a la escucha y a la concentración de los chicos.
-la responsabilidad: para que un niño logre ser responsable hay que ayudarlo a que pueda adquirir el hábito ya que, no aparece de la noche a la mañana. La responsabilidad es una conducta que debe trabajarse día a día y que se puede poner en práctica con niños de cualquier edad siempre y cuando le pidamos que cumpla con algo acorde a él.
-los buenos modos: que los niños tengan lindos modos uno para con los otros, depende en gran medida a como están acostumbrados a tratarse. Si creemos importante que utilicen las buenas palabras y se traten bien, debemos trabajar con ellos estos hábitos para que puedan disfrutar de un lindo ambiente escolar.