Los maestros también fuimos alumnos ¿Qué es la biografía escolar?

docentes inexpertos

Nunca es tarde para recordar y reflexionar sobre nuestra biografía escolar: ¿Por qué hacemos muchas de las cosas que hacemos? ¿Qué ideal de maestro buscamos ser? ¿Qué necesitan los alumnos? ¿Por qué elegí esta profesión? ¿Qué docentes recuerdo?

Además, esta reflexión nos invita a trabajar con la misma vivencia escolar de los alumnos. A partir de ejercicios con consignas sencillas que refieran a la propia historia del niño les ayudaremos a descubrir y significar su historia escolar. El niño escribirá sus recuerdos desde su propia perspectiva, podrá expresar sentimientos y podrá poner en palabras aspectos de su pasado que resultaron importantes o atractivos.

Puede ser una actividad periódica, instalarse a modo de “cuaderno bitácora” del niño, constituirse en espacio de auto reflexión, puede ser un momento planificado en la grilla semanal, puede proponerse la socialización optativa de ciertas consignas y generar un espacio de diálogo donde otros compañeros puedan narrar los mismos hechos desde otras perspectivas, puede invitar a la valoración, a la opinión y sugerencias por parte del grupo…constituyendo un espacio más de encuentro y de diálogo sincero con el docente, contribuyendo a fortalecer a la escuela y a los docentes como sujetos que acompañan la trayectoria escolar de los alumnos.

Algunas posibles consignas para esta actividad pueden ser:

  • Relatar el mejor día en la escuela
  • ¿Qué cosas aprendiste esta semana en la escuela?
  • Los juegos más divertidos de la escuela.
  • La fiesta/acto que realizamos en la escuela y tu participación en ella….
  • El lugar/ la persona que más quiero de la escuela.
  • El día que todo me salió mal y quería estar en mi casa.

 

Podés seguir leyendo en: http://www.rieoei.org/deloslectores/784Alliaud.PDF

Anuncios

¿Cómo despertar una biblioteca? Los libros nos dicen…

biblioteca nueva

Si dejáramos hablar a los libros ellos nos darían las claves para reavivar la biblioteca… Cada una de sus frases encierra una propuesta para implementar con los alumnos y transformarlos en los protagonistas de esta aventura.

“Mirá que atractivo que soy”

No es lo mismo ver el lomo de un libro que ver la ilustración y diseño de su frente. Hace falta comenzar a exhibirlos mejor para que sus colores, títulos e imágenes inviten a su lectura.  Los chicos pueden ser los encargados de seleccionar 10 libros vistosos y variarlos cada semana.

“Escuchame que te cuento”

¡Qué mejor que la biblioteca disponga de un Cuenta Cuentos que le de vida a las imágenes y letras! Que invite a los niños a viajar a través de las historias y de sus personajes. En un principio esa figura puede ser una maestra con afinidad y destreza para esta tarea, pero con el tiempo y la experiencia, es posible invitar a los alumnos de grados superiores a que sean ellos los que comiencen a contar cuentos a los más pequeños.

“Mimame y cuidame”

Para que los chicos cuiden los libros hace falta que los valoren, que los sientan propios. Por eso, para desarrollar un sentimiento de pertenencia hacia la biblioteca escolar, es una buena idea armar una Clínica de Libros. Se trata de seleccionar primero aquellos libros maltrechos, luego pensar con el maestro qué pueden hacer para repararlos y finalmente cada niño se ocupará de reparar un libro para devolverlo en mejor estado.

“Encontrame si podés”

Desafiar a los chicos a que sean ellos mismos los que seleccionen y encuentren lo que necesitan o están con ganas de leer. Transformarlos en Detectives de Libros.

“Hoy es mi cumpleaños”

Festejar aniversarios de escritores prestigiosos a modo de cumpleaños donde se exhiban sus obras literarias y los chicos, por un día, trabajen en torno a sus obras.

“Queremos crecer”

En bibliotecas de escaso material, una buena propuesta es pedirles a los chicos que colaboren con un librito en buen estado para donar. El aporte de cada uno es muy valioso para que la biblioteca crezca y los chicos se sientan parte de este cambio.

“Quiero tener más amigos”

A partir de un Gran Libro de Recomendados los chicos pueden escribir sus valoraciones de las lecturas realizadas para que otros, a partir de las mismas, se animen a escoger nuevos títulos.

“Quiero que sepas lo que siento”

Para transmitir un sentimiento, un pensamiento, una sensación o un aprendizaje es aconsejable contar con un corcho, una cartelera, unos hilos que cuelguen del techo de la biblioteca en donde los niños puedan poner una palabra, un dibujo, algo que represente lo que el libro les dejó o inspiró.

EL BLOG DE LA ESCUELA

blog de la escuela

Cuando hablamos del “blog de la escuela” nos referimos a este recurso muy útil, configurado por la misma institución educativa,  con el objeto de que los alumnos, maestros y padres interactúen en torno a temáticas escolares vividas.

Al publicar temas de clase, tareas y proyectos, los blogs actúan como una ventana para que los padres se asomen, conozcan y/o puedan participar de las actividades del aula complementando lo que reflejan los cuadernos.

En los primeros ciclos son los maestros los que se ocupan de publicar y actualizar los contenidos, mientras que en los niveles superiores se fomenta que sean los mismos niños los que, supervisados por los maestros, diseñen los contenidos y los suban al blog.

¿Qué le aporta el blog de la escuela a la comunidad educativa?

Reúne a la familia en torno a la escuela promoviendo la comunicación entre la comunidad escolar.

Ofrece una audiencia real que estimula a los niños al producir más y mejor.

Está a disposición de todos, sólo basta poder conectarse en cualquier momento y cualquier lugar.

Permite dar a conocer trabajos y actividades realizados en formato digital.

Brinda una “fotografía” de la escuela ya que a través de su contenido es posible identificar  en cierta medida sus valores y modalidad de trabajo.

A través de esta herramienta atractiva e interesante, se logra mejorar el alfabetismo y el aprendizaje de los estudiantes.

¿Qué hay que tener en cuenta en la escuela?

Que requiere de servicio de banda ancha para poder abrirlo.

Que se debe tramitar previamente la autorización por parte de los padres para poder subir imágenes de los menores.

Que se le puede conferir mayor grado de privacidad según la población a la que se pretende dirigir.

 

Lo que dicen tus ojos…si te mirara…

ojos

Las miradas de los niños son tan transparentes que dejan ver claramente sus intenciones y emociones: te quiero, estoy emocionado, estoy cansado, estoy muy divertido, estoy enojado, estoy por hacer una macana…

Tantas cosas dicen a través de sus pequeños espejos y a veces para nada… Porque en vez de mirarlos a los ojos cuando nos hablan o les decimos algo, estamos sesgados con la vista puesta en otras cosas: una computadora, un teléfono, una tablet, la televisión.

Entender “lo que dicen tus ojos” no se trata de una ficción sino de una gran ayuda para comprender la realidad. Porque al detenerse y encontrarse con la expresión del otro nuestro actuar se reprograma según el contexto.

Por eso, les proponemos esta dinámica muy utilizada con niños autistas, para ejercitar la comunicación con los chicos: floor time, que literalmente significa tiempo de suelo o Juego Circular según fue traducido de acuerdo a sus principios básicos de usar el juego y establecer círculos de comunicación

¿Se imaginan de qué se trata TIEMPO DE SUELO?

En crudo, significa cola al piso, chau distractivos, cara a cara con mi hijo compartiendo algo, un juego, un interés, una actividad no estructurada, durante 20-30 minutos donde a través de los gestos, miradas y señales, con pocas palabras, se establezca un dialogo.

Algo para nada novedoso, sí más estudiado sistemáticamente, pero cada vez menos frecuente…

El tiempo del suelo consiste en una serie de técnicas para ayudar a los padres y profesionales a abrir y cerrar círculos de comunicación, con el objeto de fomentar la capacidad interactiva y de desarrollo del niño.

Durante el rato que se comparte se movilizan las capacidades interactivas de los chicos, así como su capacidad relacionada con la percepción, el lenguaje, la exploración motora y el proceso sensorial.

Para que los padres, niñeras o cuidadores puedan implementar en forma práctica esta técnica en el hogar hay que tener en cuenta:

Definir lugar y horario

Comenzar por seguir la iniciativa o interés del niño/a

Construir sobre el interés del niño

Construir siempre a partir de las etapas básicas hacia las más complejas

Dar rienda suelta a la creatividad y gozar