Hogares verdes, familias eco-responsables.

yo amo clasificar

Los niños siempre necesitan las explicaciones de las cosas y no un simple “porque sí”. La mayoría de los niños suelen ser muy curiosos y es por eso que cuestionan todo lo que hacemos y decimos. Es por eso que creemos que es de gran importancia explicarles porqué cuidar nuestro planeta es fundamental. Pero, ¿cómo explicarlo? Siempre tratando de responder a sus preguntas de la mejor manera posible, sea con palabras, con libros o video que tratan del tema o llevándolos a lugares donde pueden ver con sus propios ojos cuál es el impacto que tenemos sobre el medio ambiente.

Por otro lado, los niños sienten que son actores principales de la obra cuando están involucrados o a cargo de algo. Es por eso que otra buena manera de involucrar a los niños es dejándolos practicar lo que han aprendido con pequeñas acciones simples que pueden realizar solos: apagar la luz cuando salen de su cuarto, cerrar la llave de agua mientras se cepillan los dientes, tomar una ducha en lugar de llenar la bañadera de agua. Es muy importante realizar estas acciones para que esos buenos hábitos se vuelvan costumbre y lo hagan sin pensar.

A los niños le suelen encantar los animales es por eso que resulta de gran importancia enseñarles a respetar a los animales y la naturaleza. Los niños a veces juegan a arrancar las hojas de los árboles o aplastar hormiguitas, sólo porque se les hace divertido. Cuando algo así suceda debeos decirles que eso no se hace y recordarles que las plantas y los animales son seres vivos al igual que nosotros y que merecen ser tratados como tales, protegidos y respetados porque son parte de un ecosistema frágil.

Vivimos en un mundo que continuamente nos invita a consumir es por eso que este puede ser uno de los grandes desafíos: ser consumidores responsables. En la medida que nosotros como padres lo seamos, vamos a poder transmitirlo, enseñando con el ejemplo. Un buen momento para enseñarles a ser consumidores responsables es cuando vamos al supermercado con ellos, explicándoles que es mejor evitar los paquetes individuales y es preferible consumir productos de temporada, comprar aquello que es necesario y bueno y no simplemente porque está de moda.

Pero, si de conciencia ecológica se trata no podemos dejar pasar la triple R: reducir, reutilizar y reciclar. Al igual que con los demás hábitos, es importante que comencemos desde que son chiquitos. Una manera de reducir residuos es utilizando bolsas reutilizables para traer los productos que compramos en el supermercado o bien, cuando festejamos el cumpleaños de nuestros hijos, utilizar bolsas de papel madera para las famosas “bolsitas de regalo” y así reducir la cantidad de plástico o cambiar los juguetes de la piñata por elementos que realmente le sean útiles como lápices de colores, gomitas para el pelo, hebillas, etc. Muchos niños suelen ser expertos en reutilizar cosas y por lo tanto suele ser la actividad que más les gusta hacer. Les suele gustar reutilizar las cajas, las botellas de gaseosas, los tubos de cartón del papel higiénico, etc. Otra manera de contribuir con la re utilización de objetos es donar aquello que ya no usemos y se encuentre en buen estado.

Uno de los hábitos más importantes a desarrollar en nuestras casas es el de reciclar. Para ello es importante tener una bolsa especial donde podamos poner cartón, papel, plástico, vidrio y aluminio y que serían los residuos reciclables y otra en donde podamos poner los residuos que son basura: restos de comida, vidrios rotos, lamparitas, focos y tubos fluorescentes, espejos y lentes, envases con restos líquidos en su interior, envases de pegamentos, vasos, platos y cubiertos descartables, envoltorios de golosinas. Si bien puede resultarnos un tanto complicado al principio, luego se nos vuelve un hábito y por lo tanto se nos vuelve una acción automática.

Si bien todavía podríamos hacer más cosas que nos transformen en una familia 100% verde, y tendríamos que hacer más esfuerzos para reducir nuestro impacto sobre el medio ambiente, es importante saber que el cambio comienza con los pequeños actos. Y, si verdaderamente queremos que nuestros hijos sean eco-responsables, es importante adquirir pequeños pero grandes hábitos ecológicos.

Músicoterapia: una terapia con ritmo.

musicoterapia

Uno de los usos más cotidianos de la musicoterapia es la regulación del estado de ánimo. Los profesionales utilizan trozos musicales para alegrar a los niños cuando se encuentran tristes o para calmarlos en medio de estados de excitación producidos por la rabia, el estrés o el temor. Otro uso que se le suele dar a la musicoterapia es para mejorar el aprendizaje, la coordinación y la resistencia física.

Es importante tener en cuenta que la música, bien empleada, puede facilitar el contacto con bloqueos emocionales y producir la catarsis necesaria para la resolución del conflicto.

¿Qué beneficios tiene de la musicoterapia en los niños?

Todo lo que es música siempre es positivo para un niño siempre y cuando esté adaptada a sus oídos, a su capacidad de escucha y a su edad.

La musicoterapia brinda grandes beneficios a la hora de mejorar el aprendizaje, la coordinación, controlar la ansiedad y mejorar el estado de ánimo. Pero, uno de los mayores beneficios que tiene es que puede ayudar a los niños a organizarse a nivel interno.

Existen muchos estudios que demuestran que la música produce patrones de actividad eléctrica cerebral. Esto hace que haya mayor eficacia a nivel del funcionamiento del cerebro no sólo como rector de los procesos cognitivos. Logrando una estimulación musical en la que los niños participen activamente podemos promover el desarrollo físico, mental, intelectual, sensorial y afectivo de los niños. Esto repercutirá favorablemente sobre otros de los objetivos educativos a los que se aspiran tales como: la atención, la concentración, colaborando en el desarrollo de la imaginación y la creatividad así como en la desinhibición.

Con la musicoterapia también se busca desarrollar la coordinación motriz, el movimiento, la marcha, lograr cierta discriminación auditiva, adquirir destrezas y medios que mejoren la expresión oral de los niños, perfeccionar la articulación, la vocalización, el control de la voz e incluso lograr mejorar la respiración y el funcionamiento de los órganos que intervienen en ella.

Mediante la realización personal del niño ayudamos a reforzar la autoestima y la personalidad, como también acentuar pautas de conducta que facilitan la integración social y liberan la energía reprimida.

Cuanto antes pongamos a los niños en contacto con la música más beneficios le aportará, sea como terapia o sea como uso lúdico. La música logra llegar a lugares que a veces con las palabras no logramos llegar.

Recalculando el uso de la calculadora

calculadora

Una de las razones por las cuales hoy aceptamos esta herramienta en nuestras aulas es porque sin duda el aprendizaje ha cambiado. Ya no esperamos que nuestros alumnos simplemente tengan un conocimiento memorístico sino todo lo contrario, constantemente estamos en búsqueda de que los alumnos sean sus propios constructores del aprendizaje. El objetivo de las nuevas matemáticas es que los alumnos logren explorar y construir el razonamiento matemático y no que repitan un modelo de manera sistemática y memorística. Estas razones cambian el escenario de aprendizaje y permite que nuevas herramientas contribuyan en el aprendizaje de los niños.

No hay duda que es sumamente importante que los alumnos desarrollen sus habilidades de cálculo de forma independiente a una calculadora o alguna otra tecnología. Por lo tanto, tenemos que estar muy atentos a que la calculadora no sustituya el proceso natural de razonamiento del alumno, sino que debemos utilizarla de forma adecuada para que se convierta en una gran herramienta durante las clases de matemática.

Hoy en día las calculadoras son herramientas cada vez más imprescindibles y sumamente amoldables a la enseñanza de la lógica matemática. Sin embargo, ¿cuáles son las ventajas que puede aportar a la enseñanza? A continuación, les compartimos algunas ventajas que trae consigo la calculadora:
1. Ahorra tiempo: Cuando el objetivo es desarrollar capacidades generales de razonamiento matemático o la investigación de pautas numéricas, la calculadora es necesaria para evitar gastar los minutos resolviendo largas y tediosas operaciones. Sin duda, investigar es una parte importantísima del conocimiento que a veces dejamos de lado por falta de tiempo.
2. Ayuda a la autocorrección: los errores realizados por los alumnos no son percibidos como una reprobación o crítica, ya que ellos mismos corrigen sus ejercicios a partir de lo observado. Es una buena manera de potenciar la autocrítica y la autogestión de los problemas.
3. Contribuyen a motivar al alumnado: los cálculos reiterativos quitan el interés de los niños por las matemáticas. Los alumnos suelen aburrirse cuando las clases se basan en resolver monótonamente hojas y hojas de ejercicios de cálculos. La calculadora muchas veces es en una herramienta que motiva a los alumnos a explorar los números y los cálculos de manera más dinámica y divertida.
4. Una herramienta prohibida: muchas veces se prohíbe o se reduce el uso de las calculadoras. Esto hace que se conviertan en herramientas anheladas y admiradas por los alumnos y que logran ser consideradas la mejor forma de resolver un cálculo. Sin embargo, su uso cotidiano logra que los alumnos elaboren un uso crítico de los resultados que la calculadora les devuelve.
5. Ayudan a detectar posibles errores: que los alumnos tengan la posibilidad de verificar los cálculos posibilita que puedan pedir ayuda de manera inmediata a las respuestas erróneas y a detectar posibles equivocaciones.

Además de aprovechar la capacidad de atracción que las pantallas y las nuevas tecnologías generan en nuestros alumnos, también podemos utilizar las calculadoras para hacer más originales nuestras clases de matemática.

¡Alerta, intrusos en la cabeza!

piojos

Los piojos son insectos parásitos que se encuentran en los humanos y se alimentan de sangre, lo que significa que necesitan de sangre humana para crecer, desarrollarse y poner los huevos.

¿Cómo se pueden contagiar los piojos nuestros hijos?

La única forma de contagio es por contacto ya que los piojos no pueden volar ni saltar, pero si pueden moverse rápidamente a través del pelo. ¿La suciedad es una causa de contagio? La presencia de estos parásitos no está relacionada con la suciedad ni con los malos hábitos de higiene, sino todo lo contrario ya que, prefieren el pelo limpio para sujetarse mejor, alcanzar antes el cuero cabelludo y empezar a alimentarse. Es importante saber que si bien los piojos se propagan por el contacto de cabeza a cabeza, también pueden transmitirse al compartir sábanas, sombreros, cepillos y otros accesorios del cabello.

¿En qué época del año hay más brotes de pediculosis? Aunque los niños suelen contraer piojos en cualquier época del año, los brotes de pediculosis suelen ser muy típicos durante las vacaciones de verano.

¿Cómo sabemos si nuestros hijos tienen piojos?

La principal razón por la que podemos darnos cuenta que nuestros hijos padecen de pediculosis, es la picazón constante de la cabeza. ¿Por qué los piojos hacen que les pique la cabeza? El picor se debe a que los piojos se alimentan seis veces al día, y la saliva que inyectan al momento de alimentarse es irritante y genera picazón.

¿Cómo prevenir una infestación de piojos?

Un diagnóstico precoz ayudará a interrumpir el ciclo vital, y así evitará que otras personas se contagien. El momento más fácil para inspeccionar la cabeza de nuestros niños es luego de lavarles la cabeza ya que, el pelo es más manejable y a los piojos les cuesta más moverse con el pelo mojado.

¿Cómo podemos revisar la cabeza de nuestros hijos?

En primer lugar (para evitar contagiarnos al momento de revisarlos) es importante que nos atemos el pelo. Luego, para comenzar la inspección podemos colocar una toalla blanca por los hombros y sentarlo al lado de una ventana para aprovechar la luz solar. ¿Por dónde debemos comenzar a revisar? Es recomendable que comencemos por la base del cuello, detrás de las orejas, y luego a lo largo del frente, y en la coronilla levantando pequeñas secciones de cabello o pasando el peine fino por dichos lugares.

¿Qué tratamiento es el más adecuado para combatir los piojos?

Hay un montón de tratamientos disponibles para los piojos, algunos de los cuales son incluso preventivos. Como posibles opciones destacamos:

• Champús o lociones: se aplican sobre el cabello, y después de un tiempo se pasa el peine fino por cada mechón de pelo para eliminar los huevos y los piojos. Este tipo de tratamientos suelen requerir su repetición en una semana a diez días.
Para la eliminar por completo la presencia de los piojos, es recomendable lavar la ropa de cama y las sabanas con agua muy caliente, y los peines, cepillos y accesorios para el cabello empaparlos con alcohol o con agua hirviendo, durante al menos una hora.

• Uso frecuente del peine fino: los piojos no pueden sobrevivir sin alimento. Es por eso que si pasamos por cada mechón de cabello el peine fino de manera cotidiana conseguiremos despegar y quitar tanto las liendres como los piojos adultos y así lograr que no se alimenten.

• Vinagre: se aplica sobre el cabello seco. Luego, se coloca una bolsa o un gorro en la cabeza para mantener el calor. Una vez que hayan pasado dos horas se quita el gorro o la bolsa y se pasa el peine fino para retirar los piojos,

La música en el aula

musica en el aula

Sin duda la música es una herramienta que logra generar un ambiente cálido, tranquilo y armonioso y que ayuda a nuestros alumnos a relajarse, a trabajar de manera más tranquila, a concentrarse y a disfrutar de la música.

La música tiene múltiples beneficios, suele tener un poderoso efecto relajante y además, favorece a los pequeños en el área intelectual, auditiva, sensorial, motriz, como mecanismo del aprendizaje, socialización e incremento de la autoestima.

Sin duda, la música no sólo ayuda a disponer de un buen ambiente de trabajo áulico sino que también, trae consigo muchos otros beneficios para los niños:

• Estimula las conexiones del cerebro: cuando un niño se encuentra en un ambiente con música, su cerebro tiende a desarrollar varios estímulos que hacen que existan un mayor número de conexiones entre las neuronas al intentar interpretar las melodías, éstas quedarán impresas de por vida en la memoria del pequeño generando un mayor número de conexiones que significará mayores beneficios para su futuro.

• Favorece la pronunciación y la expresión corporal: cuando un niño trata de interpretar canciones infantiles, se entusiasman por repetir rimas y a hacer gestos. De esta manera ejercitan el lenguaje y su correcta aplicación al hacer movimientos que favorecen al equilibrio y a la coordinación.

• Estimula la creatividad de los niños: la música hace que los niños puedan crecer en un ambiente donde se cultive la sensibilidad a cualquier tipo de arte que luego se podrá manifestar o expresar mediante la pintura, la danza, la literatura, etc.

• La música favorece el desarrollo de la lógica: la música, es la construcción matemática exacta, por tal motivo favorece al desarrollo de la concentración, memoria y lógica. Fomentando el interés y el aprendizaje del campo matemático y todo tipo de razonamiento lógico y ordenado. La influencia de la música desde los primeros años de vida, ayuda a desarrollar la parte lógica del cerebro, otorgando al niño habilidades para evaluar situaciones y proponer soluciones rápidamente.

• La música favorece las relaciones sociales: a partir de la música los niños tienen otra forma de expresarse. Es por eso que la música les da una herramienta más para poder integrarse en la sociedad. Al estar en contacto con la música, los niños se sienten felices porque comparten su música, sus creaciones, sus danzas. La música les brinda una relación armoniosa con los demás y esto les brinda a los niños seguridad, confianza, comprensión y colaboración mutua.

Conocer todos los beneficios que la música les brinda a los niños nos dan ganas de realizar cada vez más actividades a partir de la música y de utilizar de manera más frecuente y cotidiana este excelente y lindísimo recurso.