Un mimo para empezar la semana.

mochila

“Te quiero”, “Qué tenas un lindo día”, “Suerte”, “Vas a ver qué va a salir todo bien”, “Vos podés”, “Viste que mamá se acuerda”… Una frase como éstas dice mucho, es más, tal vez sólo con esta notita ya les estemos alegrando el día a nuestros hijos.

Porque esa nota dice mucho en pocas palabras: les dice que los queremos, que los valoramos, que lo acompañamos aunque no estemos, que los entendemos. Son frases que fortalecen la autoestima, que ayudan a los chicos a sentirse más seguros por la certeza de saberse amados.

Y si esa nota además viene acompañada por algo que les gusta, que venían pidiendo o necesitaban causa todavía más sensación: un caramelo, un chocolate, plata para comprarse algo rico o el borratinta que tanta falta le hacía.

Esta forma de mimarlos con algo lindo es un buen recurso frente a un día de prueba, para que arranquen la semana con alegría, para esos días que están cansados y con pocas ganas de ir al cole o para el día después de una charla reflexiva.

La frecuencia de este mimo dependerá de la creatividad de cada uno por lograr que siempre sea distinto y sorprenda sin que los chicos se acostumbren o lo transforman en un deber ser y pierda su efecto.

¿Qué niño olvidará estos “mimos sorpresa”? Seguramente ninguno. Y cuando ellos crezcan se transformarán en un hermoso recuerdo de sus padres y en un significativo recurso para ser ellos quienes los regalen a otros.

Ranking de peinados, peines y cepillos.

peinados

En el ranking de “los peinados” sin duda sobresalen las mamás habilidosas que se divierten armando trenzas para un lado o para el otro, medias colas, torzaditas… Luego están las que se dan maña y aplican en las hijas más chicas, que todavía no son tan críticas como las mayores, algún peinado sacado de un videito de facebook o tutorial de youtube. Finalmente vienen las que “no nacieron con el don y la paciencia para peinar”, que se esmeran por lograr una colita sin “montañitas” pero no obstante sorprenden con lo último en accesorios para potenciar la simpleza del peinado: vinchas, hebillitas y moños.

En el ranking de los peines, el más querido, es el de dientes separados y gruesos que con disimulo y sin tanto sufrimiento deja el pelo visualmente prolijo. Lo sigue el peine común, que con ayuda de la crema enjuague cumple con su cometido y deja el pelo desenredado. Luego viene el peine que no te abandona nunca: los dedos. Entre los menos está el peine de dientes flojos y el peine de hotel. Entre peine y peine está el más odiado pero eficiente: “el peine piojero”. El que detestan tener que usar las mamás pero sobre todo las chicas de pelo corto o largo, fino o grueso, seco o sedoso.

Entre los cepillos, el más amado es el que usamos para lustrar el pelo, el que cada cepillada se traduce como un mimo. Luego lo sigue el cepillo de fantasía y tan anhelado por las chiquitas de entre 1 y 2 años el cepillo de dientes “para pelo”. Entre los menos, está el cepillo pinchudo que deja surcos en el cuero cabelludo y ese que siempre se sale en el mínimo nudo y hay que estar volviéndolo a poner.

¡Con o sin habilidad para el peinado, qué lindo es ver a nuestras hijas peinadas y contentas con sus trenzas, colitas, moños y vinchas!

Milo Lockett: el artista de los niños.

milo-lockett-2

Milo también fue niño y adolescente.

“Cuando era niño dibujaba árboles con zapatillas y los maestros decían que era un chico conflictuado; era hiperactivo y practicaba todos los deportes, hasta que en mi adolescencia llegué a ser abanderado del deporte y abanderado de la paz”

Sobre el arte con niños.

“No enseñamos a dibujar, respetamos el lenguaje personal que tiene cada niño; tratamos de dejar intacta una forma de expresión que en algún momento se contamina con la televisión y los juguetes”

Palabras simples pero valiosas que aparecen en sus trabajos.

“Me interesan las palabras más simples, ésas que no ponemos en práctica”

Amor por su tierra chaqueña.

“Me interesa la producción desde allá, quedarme y descentralizar, me va bien en la Capital, pero empecé siendo artista en el Chaco”

Su aporte social.

“Hablando desde mi caso, yo trato de devolverle a la sociedad donde vivo y en la que yo me formé como artista, todo lo que puedo. A través de donaciones de obras, a través de trabajos que los relaciono con lo social y el arte. No creo que haya una obligación, yo lo hago desde mi lugar.”

“Me gustaría no convertirme en una firma que vale sólo por eso; me gustaría poder ayudar, y eso ya me pasa.”

Su concepto del hecho artístico para todos.

(Sobre sus obras) “son accesibles, no tanto desde el dinero, sino desde el lenguaje; mi imagen no es pretenciosa”.

“Creo que hay un problema de comunicación entre los artistas y la gente. Me parece que el arte siempre fue una cosa sublime, inmaculada y que esas estructuras tienen que ir rompiéndose. Que tenemos que acercarnos más al espectador y dejar que se termine la obra. Yo no le pongo títulos a mis obras, porque trato de que se completen junto a la mirada del público. Que para mí es fundamental”.

Sobre la salud.

“Apostamos mucho a la cultura, pero es importante que tengan dientes y salud; tenemos que pensar antes de poner un centro cultural donde no hay uno de salud”.

Sobre la formación artística.

“La formación es la diaria, el contacto visual, la persona que es artista plástica tiene una mirada distinta, así como el músico escucha diferente: tener oído musical no es lo mismo que ser profesor de música”.

Podés conocer más sobre él en http://www.milolockett.com.ar/index.html

 

¡Alerta: niño suelto corriendo por la calle!

nino-entre-autos

Es muy común que los más chiquitos salgan del jardín con ganas de correr con sus amigos, jugar un ratito más en la vereda, empujarse y conversar. Los adultos, entre un saludo con una mamá o el maestro, puede pasar ver que  el niño se aleja corriendo. ¡Alerta!

Por el desarrollo físico y psíquico, característico de la edad, lo más probable es que los niños sean imprudentes en la vía pública. Es por eso que los mayores son quienes deben velar por la seguridad, educándolos vialmente. El “efecto ejemplo” es clave en la formación del niño.

Aunque parezca raro, ya desde los 2 años es posible iniciar al niño en las reglamentaciones del tránsito desarrollando en él la conciencia de su participación en el fenómeno de la circulación y los riesgos existentes. ¿Cómo? A través de sus sentidos: que sus ojos vean mejor, que sus oídos oigan mejor. Percibir el medio ambiente e identificar las distintas situaciones peligrosas ayuda a prevenir.

La formación de hábitos y actitudes viales puede considerarse entre los 2 y 5 años, cuando el niño ha avanzado en su desarrollo psicomotor, social y afectivo. Ya puede caminar con seguridad, sus sentidos están suficientemente desarrollados y ya perciben y comentan las conductas de los conductores o peatones. ¡Igualmente, esto no quiere decir que puedan manejarse solitos por la calle! Porque a esta edad también quieren comenzar a experimentar lo prohibido hasta entonces, no distinguen bien entre lo que ven realmente y lo que se presenta, y suelen actuar de manera inmediata, audaz, espontánea e imprudente.

Entonces… ¿qué le podemos enseñar los papás a los niños de esta edad? Conductas muy simples, sin detenerse en la teoría de la norma ya que esto excede la capacidad de entendimiento del niño.

Que los niños deben ir siempre de la mano.

Que hay que cruzar cuando el semáforo lo indica por la senda peatonal.

Que antes de cruzar hay que mirar para ambos lados.

Que deben caminar entre el adulto y la pared.

A partir de los 5 años aproximadamente ya se puede comenzar con una enseñanza oral y con el mismo ejemplo mudo porque ya puede entender indicaciones simples sobre la circulación, reflexionar y asimilarlas.

¿Cómo le podemos enseñar a partir de esta edad?

Podemos pedirles que den su opinión frente a problemas de tránsito como ¿por dónde es conveniente cruzar? ¿Qué te parece que significa esa señal? ¿Qué pasa si se te cae la pelota en la calle y viene un auto? Y luego nosotros reforzar la respuesta con una explicación sencilla y adecuada a la edad.

Salud bucal para grandes y chicos.

dentista-ninos

Para mantener la boca y los dientes sanos es muy importante:

  • No compartir el cepillo de dientes, porque el sangrado de las encías puede transmitir enfermedades.
    • Renovar el cepillo cada 3 meses.
  • Evitar el consumo de golosinas y azúcares. De hacerlo, cepillarse los dientes enseguida.
  • Lavarse tanto la superficie externa de los dientes como la interna y también la lengua; para remover las bacterias.
  • Limpiarse entre los dientes todos los días con hilo dental u otro producto similar.
  • No fumar ni masticar tabaco.
  • Mantener una alimentación variada y equilibrada.
  • Visitar al dentista al menos 1 vez al año.

¿Cómo cuidar la salud bucal durante el embarazo?

Es importante al comienzo del embarazo visitar al odontólogo. La embarazada puede ser atendida durante toda la gestación, el segundo trimestre es el período más seguro para proporcionar cuidados dentales habituales.

Es común que la mujer embarazada tenga encías inflamadas y sangrantes, esto puede ser prevenido o aminorado con la utilización del cepillo de dientes e hilo dental.

Las radiografías dentales están contraindicadas, especialmente durante el primer trimestre.

Es un mito que las madres pierden sus dientes debido al embarazo, lo que sucede es que ocurren ciertos factores como el aumento de la acidez de la saliva, vómitos en los primeros meses de gestación y cambios hormonales que aumentan el riesgo de caries y enfermedad periodontal.

¿Cómo cuidar la salud bucal en la primera infancia?

Se recomienda retirar el chupete a los dos años ya que puede generar problemas en la mordedura al igual que chuparse el dedo.

También es deseable no agregar a la mamadera ni al chupete azúcar, miel, gaseosas ni sustancias con alto nivel de azúcar ya que provocan caries a muy temprana edad.

Para evitar problemas, es recomendable comenzar la higiene bucal con la salida del primer diente de leche dos veces el día: una a la noche, otra a la mañana. En ese caso, utilizar una gasa, la punta de un pañito limpio humedecido en agua o un dedal de silicona para limpiarle dientes, encías, lengua, cachetes y paladar.

 

 

Estos consejos están brindados por el Ministerio de Salud. Argentina.