EL BUEN HÁBITO DE LA LECTURA: PEQUEÑOS PERO GRANDES LECTORES

leyendo un libro

Seguramente estemos todos de acuerdo en que generar un buen habito de lectura a los niños es importantísimo. Pero, ¿por qué será tan importante esto? La lectura desarrolla ciertas actitudes en los más pequeños tales como: la diversión, el aumento de la imaginación, la creatividad, la concentración, el desarrollo del sentido crítico y además les permite mejorar su la competencia lingüística.

Sin duda el hábito de la lectura es beneficioso para todas las personas sin importar su edad ya que, enriquece el vocabulario, evita la emisión de errores ortográficos a la hora de escribir, permite sumergirse en un mundo imaginario…

Por todo esto y mucho más, es necesario que los niños se habitúen a leer desde pequeños y entiendan la importancia de esta actividad. Sin duda es importantísimo que los niños no sientan que leer es una obligación, sino todo lo contario, debemos tratar de motivarlos para que lean de forma constante y se convierta en una diversión. Pero, ¿Cómo hacemos para que los niños disfruten de esta actividad y no lo hagan por obligación? Lo principal a tener en cuenta para lograr esto es encontrar libros o cuentos que interesen y motiven a los niños. Es decir que la lectura deberá adaptarse a la edad de cada uno y a aquellas temáticas que más les gusten o interesen a los niños y despierten el deseo de leer.
¿Qué otras estrategias podemos utilizar para que los alumnos se diviertan con esta actividad? Algunas maestras nos recomiendan tener en cuenta algunas modalidades para lograr que nuestros alumnos se diviertan a la hora de leer:
• Escuchar cuentos: es importantísimo que los niños disfruten primero la lectura como oyentes. Esto les permite tener su primer acercamiento con el mundo de la lectura y además los acerca a esta actividad de una manera amena y divertida.
• Lectura en grupo: ésta modalidad les permite leer de manera conjunta y resulta muy beneficioso para aquellos niños que tienen dificultades para la lectura. ¿Pero de qué les sirve? Esta modalidad les genera confianza y seguridad a aquellos niños que sienten que “no pueden leer”, les brinda mayor fluidez aquellos que leen de manera intermitente y les permite practicar la lectura y ser los “maestros” de ella a aquellos que tienen mayor fluidez a la hora de leer.
• Charlas sobre libros: son pequeñas reuniones entre grupos de alumnos leyendo el mismo libro. ¿Cómo se forman los grupos? En base a la elección del libro de cada estudiante. Cada semana, les informamos sobre el capítulo o parte del libro que se discutirá en la reunión siguiente. De esta manera los alumnos son responsables de su propia lectura, pero a la vez son motivados por la discusión activa y el interés grupal de los otros estudiantes.
• Tiempo libre de lectura: es un momento específico que cada día o semana les brindamos a los alumnos para que tengan un tiempo libre para leer un libro que sea de su interés. Los niños pueden elegir cualquier libro para este tiempo de lectura libre. Los pequeños son motivados por la oportunidad de hacer elecciones personales de lectura y de disfrutar de la misma como una parte relajada del día.

Anuncios

“Educación Emocional”, un complemento más para la Educación de todos los días

emocional educacion

¿Escuchaste alguna vez hablar de educación emocional? El término educación emocional es una innovación educativa que responde a necesidades sociales y personales que hasta el momento no habían sido atendidas por las áreas abordadas en las escuelas.

Sin lugar a dudas, la educación emocional no viene a suplantar la educación académica sino todo lo contrario, viene a complementarla para lograr así una mayor integración de la persona que aprende, es decir de nuestros alumnos. ¿Cuáles es el objetivo de la educación emocional? Los expertos sostienen que esta educación busca desarrollar las competencias emocionales que tenemos cada uno de nosotros por el solo hecho de ser personas. Algunas de ellas son: conciencia emocional, regulación emocional, autogestión, inteligencia interpersonal, habilidades de vida y bienestar.

A veces nos solemos preguntar: ¿el niño posee un conocimiento emocional innato de las situaciones y conflictos? Hoy en día los docentes somos los principales intermediarios entre nuestros alumnos por diferentes conflictos que se suscitan en el aula y más de una vez no hemos preguntado: “¿Estos chicos no son capaces de resolver los conflictos por si mismos?”. Sin duda, si nos ponemos a reflexionar sobre esto, podemos darnos cuenta que un niño por el mero hecho de crecer no sabe reaccionar de la mejor manera, en el momento oportuno, ante la persona adecuada y en el grado correcto ante una situación o hecho determinado, sino todo lo contrario. Al igual que aprende a sumar, restar, resolver problemas, leer, escribir, etc. también deberían aprender a reconocer, controlar y manejar las emociones que afloran durante los distintos momentos de su infancia y de su vida.

¿Es difícil llevar a cabo esta enseñanza? Seguramente estemos de acuerdo con que hoy en día estamos muy poco acostumbrados a mirar para nuestro adentro y reconocer nuestras propias emociones y que, probablemente sea esto lo que nos resulte más difícil de enseñar ya que muchas veces nos es difícil ponerlo en práctica en nosotros mismo. Pero, a la vez, sabemos que es preciso aprenderlo y por sobre todo aprenderlo desde pequeños ya que, todo aquello que se aprehende desde chicos puede ser incorporado de manera más sencilla en nuestra vida cotidiana.

¿Cómo podemos aprender a reconocer nuestras emociones? Son muy variadas y numerosas las actividades que existen para aprender a darnos cuenta lo que sentimos. Un primer paso puede ser comenzar a prestar atención a las señales corporales que acompañan la aparición de las emociones. Muchos niños cuando extrañan a sus padres sienten dolor de panza, otros dolor de cabeza o cuando sienten temor algunos les sudan las manos, a otros les late fuerte el corazón.

Todos somos distintos y por lo tanto, las emociones se expresan de diferentes formas por eso lo importante es que cada uno logre darse cuenta que le sucede a sí mismo. El segundo paso es aprender a identificar y a poner nombre correctamente a cada una de las emociones. Permitirles a nuestros alumnos hablar sobre ellas los ayuda a aumentar su capacidad de controlar una situación, reparar un estado de ánimo alterado y también buscar la solución a un problema.

¿Cualquiera puede enseñar educación emocional? Cualquiera de nosotros, los docentes, podemos enseñar educación emocional, en la medida que nuestra enseñanza este dentro de un programa diseñado y fundamentado sobre un marco teórico y hayamos recibido una cierta capacitación y formación sobre el tema.

¿Solo puede ser aprendida por niños? El aprendizaje de las emociones no solo es válido para niños, sino también para adultos ya que, es un aprendizaje para toda la vida, y sus beneficios son para toda persona en cualquier circunstancia en la que se encuentre.

Computadoras, tabletas, pantallas interactivas, teléfonos celulares: ¿”chupetes” electrónicos o herramientas pedagógicas?

juegos electronicos

Sin duda nuestros hijos crecieron en la era de las nuevas tecnologías y eso hace que todos los dispositivos electrónicos sean para ellos los elementos con los que se entretienen y divierten. Es por eso que, hoy en día, nuestros hijos pasan largas horas del día jugando con diferentes aplicaciones o programas en las computadoras, teléfonos celulares, pantallas interactivas y tabletas que los entretienen y ¿también les enseñan?

Muchos juegos, programas y aplicaciones que utilizan nuestros hijos pueden ser simplemente actividades de mero entretenimiento. Sin embargo, también existen otras actividades que son medios de aprendizaje siempre y cuando sean seleccionadas y guiadas por los adultos. ¿Qué otras ventajas le ofrecen a nuestros hijos los teléfonos inteligentes, tabletas, computadores y otros elementos tecnológicos? Algunas ventajas que surgieron a partir de debatir este tema con diferentes padres son :

• Ayuda al desarrollo de habilidades para niños con problemas de aprendizaje.
• Les puede ayudar en el proceso de aprender a hablar y comunicarse correctamente con los demás.
• Jugar les permite desarrollar autoconfianza al superar nuevos retos.
• Algunos videojuegos con temáticas deportivas colaboran con la actividad física.
• Les permite encontrar y disfrutar material educativo diseñado especialmente para ellos como: documentales, películas, instructivos, etc.
• El desarrollo del pensamiento creativo, para la resolución de problemas.
• Mejora en el desarrollo de operaciones concretas.
• Motricidad.
• Multiculturalidad.
• Mejora la comunicación y la colaboración.
• Desarrolla habilidades de búsqueda y manejo correcto de información.
• Desarrollo del pensamiento crítico.
• Toma de decisiones.
• Y, tal vez, la más importante, desarrolla la habilidad de “Aprender a aprender”.
Con base en lo anterior, los niños de hoy en día no se imaginan un mundo sin tecnología, puesto que nunca lo vivieron. Ellos se mueven con gran facilidad y a la misma velocidad con la que surgen los cambios.
Pero, ¿ como acompañamos y guiamos a nuestros hijos en esta nueva manera de aprender jugando? Los especialistas en este tema nos comparten una serie de recomendaciones que consideran que colaboran a establecer un uso responsable de las nuevas tecnologías:

1) No permita el uso de Internet sin la supervisión de un adulto.
2) Coloque la computadora, tableta o pantalla interactiva en un lugar común de la casa.
3) Es recomendables, buscar y consensuar junto a sus hijos los juegos, programas o aplicaciones que puede utilizar
4) Instruir a los niños para que no den datos personales vía web.
5) Elegir un sitio adecuado como página de inicio.
6) Comparta junto a su hijo la actividad para guiarlo durante el proceso de aprendizaje.
7) Comunicar a sus hijos que usted está al tanto de sus actividades “on-line”.
8) Escuche y acompañe a sus hijos.
9) Inserte un control en la computadora o dispositivo acerca de las páginas de internet que puede abrir su hijo

INTELIGENCIAS MÚLTIPLES: UNA MANERA DIFERENTE DE CONCEBIR EL APRENDIZAJE

inteligencias multiples mejor foto

Howard Gardner ha sostenido que el concepto tradicional de inteligencia es demasiado limitado y que tenemos múltiples inteligencias: lingüista, lógico-matemática, espacial, cinético-corporal, musical, interpersonal, intrapersonal, naturalista. Todas ellas igual de importantes. Es por eso que la educación debería considerar las de forma equitativa para que todos los niños pudieran optimizar sus capacidades individuales ya que en la práctica, no todos aprendemos de la misma forma ni tenemos los mismos intereses.

Para poder poner en práctica esta nueva manera de enseñar tenemos que ser abiertos a las nuevas ideas y a animarnos a dejar de lado la “escuela tradicional” de la cual estamos acostumbrados, para así darle la bienvenida a la “nueva escuela”. Son muchos los cambios que deberíamos hacer para empezar a enseñar a partir de la teoría de las inteligencias múltiples. Sin duda, los primeros que necesitamos un cambio somos nosotros, los docentes ya que, una de las cosas que requiere esta teoría es un nuevo modelo de maestro que no sólo conozca la teoría y sea consciente de sus propias fortalezas y debilidades en cuanto a ella, sino también, debe ser un maestro atento y observador, que llegue a conocer y a formar una visión global de cada niño, que colabore en fomentar la atención de todos los alumnos, logre trabajar en equipo y sea capaz de llevar a cabo una reflexión pedagógica sobre su propia práctica y que esté interesado en su continua formación.
Pero, no sólo nosotros debemos cambiar nuestra forma de trabajar y percibir al alumno, sino también debemos modificar otro elemento indispensable para su aprendizaje: el aula. Los factores ecológicos del aprendizaje, como la iluminación, los colores y la disposición del mobiliario, usados de la manera adecuada, producen grandes beneficios en el proceso de enseñanza.

Además de cambiar nuestro rol como docentes y el lugar donde los chicos aprenden, también debemos cambiar el cómo enseñar ya que esta teoría propone trabajar los contenidos de manera distinta a la que solemos trabajar. A continuación expondremos brevemente un proyecto que se ha diseñado para chicos de primer grado basado en la teoría de las inteligencias múltiples y que tiene como objetivo explicar el uso del método científico para verificar o refutar una idea:
• Al iniciar el proyecto realizamos la siguiente pregunta motivadora:
¿Puede vivir una planta sin luz?
• Luego realizamos una hipótesis o damos una posible respuesta a la pregunta realizada.
• En el aula y en el patio, investigamos acerca de la luz solar, dejando que los niños pregunten, digan, expresen. Buscamos información sobre la relación de la luz solar con el crecimiento de las plantas.
• Reunimos a los alumnos en grupos de 4 ó 5 niños. Ponemos una planta cubierta con una caja en cada mesa. En cada caja se hace un agujero por el cual entra la luz; una cajas tiene el agujero arriba, otra en el centro, otra a la derecha, otra a la izquierda, otra, finalmente, no tiene ningún agujero. Esta última la dejamos en la mesa del docente. Fotografiamos las plantas el primer día para luego comparar las al finalizar la experiencia.
• Dos veces por semana (el primer día y el último) destapamos con cuidado la caja para ver lo que sucede. Se toman fotografías y con la ayuda del docente, se recogen todos los comentarios, exclamaciones, reflexiones que hacen los niños acerca de lo que ven.
• Al final de la investigación los alumnos comprueban que cada planta en cuya caja había un agujero ha crecido en dirección a la luz recibida y que la planta en cuya caja no entró nunca la luz se mustió.
• La Interpretación final a la que llegan los alumnos es que todas las plantas necesitan y buscan la luz para crecer.
La teoría de las Inteligencias Múltiples también es de gran ayuda en contextos de inclusión en los que se entiende que todos tenemos tantas capacidades como limitaciones y se valora a cada alumno en función de su diferencia. La apuesta de la escuela y su gran reto debe ser aprovechar esa diversidad para el enriquecimiento de cada uno y responder a las necesidades individuales eliminando todas las barreras de aprendizaje que existan para lograr un desarrollo integral.

¿Felicidad o facilidad?

felices

Lograr que nuestros hijos sean niños felices es una de nuestras principales metas como padres, aunque no siempre sea una tarea fácil ¿no?. Nosotros somos los primeros educadores de nuestros hijos y por ello, nos sentimos los principales responsables de su felicidad. Sin embargo, muchas veces debido a las exigencias diarias que tenemos, solemos brindarles la felicidad a través de premios, golosinas, juguetes o simplemente facilitándoles aquello que deseen. Muchos de nuestros hijos se sienten felices cuando obtienen lo que quieren en el momento que quieren y no cuando se esfuerzan por conseguir o lograr algo. Para muchos de ellos la felicidad resulta casi un sinónimo de facilidad. Por eso, cuando las cosas se dan con facilidad ellos están felices. ¿Será correcta esta ecuación?
¿Esto es lo que los hace verdaderamente felices? ¿Qué hace feliz a nuestros hijos? Son muchas las cosas que pueden hacer feliz a un niño, sin embargo ¿cuáles son las que le generan verdadera felicidad? En la práctica observamos que estar despreocupado, sentir seguridad y tranquilidad, sentirse querido y comprendido y estar acompañado, pueden ser algunas de ellas.
Como padres y principales promotores de la felicidad de nuestros hijos muchas veces sentimos la necesidad de ayudarlos a aprender a ser felices. Pero, ¿Cómo ayudarlos? Estas son algunas actitudes que nos han comentado y que podemos trabajar con nuestros hijos para potenciar su felicidad:
• Dar las gracias. La gratitud favorece la estabilidad mental y enriquece el crecimiento de los niños. Así nuestros hijos valorarán más lo que tienen y a su entorno.
• Ser positivo. Si los educamos en un entorno positivo serán más seguros y creerán más en sí mismos. Tendrán mayor control de su mente.
• No etiquetar. Debemos evitar rotularlos. Decirles “eres malo”, “eres llorón”, los predisponen a moldear su actitud para encajar en este perfil.
• Ser amable. Si nuestros hijos son amables experimentarán más satisfacción y energía, serán más cariñosos y agradables, y gozarán de aceptación social.
• No dramatizar. Debemos dar su justo valor a las cosas y a las situaciones. Debemos extinguir conductas como pegar, insultar o faltar al respeto.
• Logro personal. Nuestros hijos serán más felices si consiguen sus objetivos por sus propios méritos. Debemos animarlos en este sentido.
• Autonomía. Estimular la independencia de nuestros hijos, potenciará su autoestima, su seguridad y la confianza en sí mismos.
• Inteligencia emocional. Nuestros hijos deben aprender a controlar y regular sus emociones para resolver los problemas de manera pacífica. Esto les generará tranquilidad y armonía en su carácter.

¡UNA NUEVA MANERA DE HABLAR DE CUADERNOS!

Flyer

Relanzamos los cuadernos escolares Éxito

Los modelos E1, E3 y E7 reemplazan a sus equivalentes de 16×21, 19×24 y 21x27cm.

Con el objetivo de identificar de manera más simple, práctica y fácil la familia de Cuadernos Éxito, te presentamos un nuevo sistema de numeración de cuadernos.

Creamos así un sistema de numeración que cambiará de aquí en más el modo de elegirlos.

Históricamente, en cuadernos escolares había una sola oferta de cuadernos tapa dura, con un formato de 16x21cm. Luego se incorporó otro formato más grande: un Tapa Dura N° 3 de 19x24cm, acompañando el formato de las hojas de repuestos de carpeta, un producto para ser utilizado en los años posteriores al del uso de los cuadernos más pequeños.

En paralelo a ello, apareció otro cuaderno tapa dura pero con espiral, (hojas sin micropuntillar ni perforar con un formato 21x27cm), similar a los utilizados por los universitarios.

Esto generó confusiones en docentes, madres, y comerciantes, ya que en pocos años se pasó de solo un formato a tres, además de agregarse colores y terminaciones.

Éxito ahora te trae simplicidad al momento de armar las listas de útiles escolares. De ahora en más, con solo recordar la letra E y el número que identifica la medida será suficiente para elegir el cuaderno que necesitás.

EXITO-E1-ARAÑA-ROJO

Éxito E1 Araña Rojo

EXITO-E1-ARAÑA-VERDE

Éxito E1 Araña Verde

EXITO-E1-ARAÑA-NARANJA

Éxito E1 Araña Naranja

EXITO-E1-ARAÑA-VIOLETA

Éxito E1 Araña Violeta

EXITO-E1-PARA-FORRAR

Éxito E1 Para forrar

EXITO-E1-LUNARES-VIOLETA

Éxito E1 Lunares Violeta

EXITO-E1-LUNARES-ROJO

Éxito E1 Lunares Rojo

EXITO-E1-LUNARES-BLANCO

Éxito E1 Lunares Blanco

EXITO-E3-UNIVERSO-TURQUESA

Éxito E3 Universo Turquesa

EXITO-E3-UNIVERSO-VERDE-NUEVO

Éxito E3 Universo Verde Nuevo

EXITO-E3-UNIVERSO-AMARILLO

Éxito E3 Universo Amarillo

EXITO-E3-NEON-VERDE

Éxito E3 Neon Verde

EXITO-E3-LUNARES-UNIVERSO-ROJO

Éxito E3 Lunares Universo Rojo

EXITO-E3-LUNARES-UNIVERSO-NARANJA

Éixto E3 Lunares Universo Naranja

EXITO-E3-FANTASIA-CELESTE

Éxito E3 Fantasía Celeste

EXITO-E7-60-CUADRICULADO

Éxito E7 60 hojas Cuadriculado

EXITO-E7-60-RAYADO

Éxito E7 60 hojas Rayado

EXITO-E7-100-CUADRICULADO

Éxito E7 100 hojas Cuadriculado

EXITO-E7-100-RAYADO

Éxito E7 100 hojas Rayado

EXITO-E7-UNIVERSO-AZUL

Éxito E7 Universo Azul

EXITO-E7-UNIVERSO-ROJO

Éxito E7 Universo Rojo

EXITO-E7-UNIVERSO-VERDE

Éxito E7 Universo Verde