Chicos Programadores. ¿Por qué y cómo trabajar el Pensamiento Computacional en el aula?

robotica aula

Muchos recordarán el programa Logo, aquel que consistía en la resolución de retos intelectuales a partir del movimiento de una tortuga comandada por simples instrucciones ordenadas a través de la computadora. Pues bien, esta repetición de comandos desde una computadora para solucionar retos a partir de un código común es la base del Pensamiento Computacional. El programa Logo ha sido superado por muchos otros cuya complejidad varía para trabajar con niños desde niveles concretos hasta desarrollos muy abstractos para los mayores. Algunos ejemplos son el robot KIBO (una de las marcas que, con materiales concretos, permite programar los movimientos de un robot), el scratch (programa gratuito y de sofware libre para crear fácilmente animaciones, juegos e interacciones etc.), creación, uso y modificación de simuladores (amplia variedad que pueden descargarse de internet y permiten visualizar situaciones y experimentos así como manipular las variables involucradas), modelización de situaciones, etc.

Cada uno de ellos tiene su complejidad y lo atractivo de estos programas es descubrir cuántas cosas se pueden desarrollar en los estudiantes al trabajar en el aula. Vamos a citar a algunas:

– Uso y manejo de códigos comunes (al igual que el lenguaje, estos programas se manejan con códigos)

– Incorporación de modelos, pasos, secuencias para resolver problemas

– Ensayo (y error) de diferentes formas de resolver un problema.

– Tolerancia a la frustración, perseverancia y superación personal

– Descomposición y ordenación de las partes de un problema o sistema para que conformen una síntesis con sentido (desde el apoyo con material concreto hasta desarrollos abstractos)

– Descubrimiento, representación y repetición de patrones (pensamiento algorítmico)

– Anticipación e imaginación de posibles situaciones en función de los movimientos previos

– Creación de un plan con sentido lógico, efectivo y eficiente en cuanto a pasos y recursos

– Repetición de patrones que generen (o no) la automatización de respuestas eficientes

– Generalización y transferencia de procesos de resolución de problemas

– Atención para centrarse en los conceptos abstractos centrales ignorando detalles y distracciones

– Imitación y copia de modelos

– Control y manipulación de variables (concretas, visuales o abstractas)

– Creatividad

– Trabajo colaborativo

– Aprendizaje de conceptos de otras disciplinas como la matemática, el lenguaje, etc.

La experiencia evidencia que los estudiantes se entusiasman con este tipo de actividades, captan su interés, se divierten, aprenden y desarrollan diversas habilidades para desenvolverse en la vida.

 

 

 

¿Cómo organizar la biblioteca?

biblioteca dibujitos

Es importante tener un registro de los libros que tenemos.

Primero que nada podemos presentarlos de una forma distinta: de frente, es decir mostrando la tapa en lugar de mostrar el lomo del libro. De esta manera los chicos pueden ver sus tapas, descubrir sus títulos, interesarse por sus dibujos o simplemente elegirlos porque les gustó el color ¡es válido elegir un libro porque simplemente les gustó el color!

Según pase el tiempo, la colección de libros irá creciendo, del mismo modo que sus gustos irán variando.

Para que encuentre fácilmente el libro podemos:

  • colocar los librospor formas,
  • géneros (cuentos, adivinanzas, aventuras, misterio, etc.),
  • autores,
  • editoriales,
  • alfabético,
  • personajes…

No es necesario, si el espacio es pequeño, que todos los libros estén exhibidos. Podemos, por ejemplo, tener al alcance aquellos que se relacionen con los temas que se están trabajando. Por ejemplo animales: hacemos una selección de todos los que hay en el aula; ya sean de poesía, de investigación, cuentos, etc., y los exhibimos.Y dejamos en otro sector, o para otro momento, el resto. Así podremos ampliar los conocimientos, generar inquietudes, compartir intereses, sobre eso que estamos trabajando en ese período.

Podemos decorar los estantes donde reposan los libros, confeccionar separadores para agruparlos, o tarjetas. Por otra parte, en el mismo espacio podemos exhibir sus dibujos o escritos como otro elemento decorativo más.

Por último, algunas ideas disparadoras:

  • Encontrar en la biblioteca un libro envuelto, sin saber su nombre, y abrirlo para descubrir de qué trata.
  • Entrar a la biblioteca y encontrarnos con una adivinanza y descubrir de qué libro se trata.
  • Trabajar durante un mes con libros que tengan que ver con viajes, poesías, arte, música.
  • Poner música instrumental o clásica para acompañar la lectura.
  • Hacer un momento de lectura compartida con otros alumnos, donde los más grandes le lean a los más pequeños y viceversa.
  • Dramatizar un cuento.
  • Recibir a los chicos con pequeños fragmentos de cuentos y armar otros a partir de esos fragmentos.
  • Diseñar carteles que nos cuenten que esta semana por ejemplo, habrá un momento de poesía.

 

 

¿Por qué los chicos con Asperger suelen ser víctimas de Bulliyng? Estrategias y recursos para detectar e intervenir ante estas situaciones.

Podemos empezar por:

  • Trabajar en el desarrollo de habilidades sociales en el aula.
  • Favorecer la comunicación entre el grupo.
  • Desarrollar el valor de la empatía y la aceptación.
  • Generar dinámicas y juegos que tengan en cuenta los intereses del niño con Asperger que favorezcan su integración.
  • A su vez, ayudarlos a introducirse en nuevos juegos y enseñarles cómo hacerlo, por más que no sea su primera elección.
  • Generar un canal de comunicación adecuado con la familia.

Los chicos con Síndrome de Asperger cuentan con un nivel de inteligencia promedio o superior y, en muchos casos, desarrollan habilidades especiales en áreas como la construcción, el cálculo, la informática, las artes, etc… Ayudar a que conozca y logre mostrar sus fortalezas y pasiones es clave.

¡Tomemos conciencia! Entre todos como sociedad podemos favorecer una escuela más inclusiva. Para saber más: http://asperger.org.ar/ o https://www.asperger.es/

10 Razones para llevar el humor a la escuela

chistes

10 Razones para llevar el humor a la escuela

El humor es cercano.

A los niños y jóvenes les resulta cotidiano, amable y atractivo. Favorece la espontaneidad y el alumnado lo utiliza a la mínima oportunidad que se le ofrece.

El humor es útil a nivel social y personal

Favoreciendo tanto el desarrollo escolar de la inteligencia social y las relaciones sociales, como la mejora de la salud emocional y la inteligencia propioceptiva, reduciendo las defensas y los miedos.

El humor propicia personas creativas.

Eliminando las respuestas obvias, el desarrollo de habilidades humorísticas mejora la creatividad de los individuos, y genera un estilo propio y peculiar  que se puede transferir a otros ámbitos personales, académicos o laborales.

El humor enriquece el pensamiento.

Desarrolla el pensamiento lateral  al acometer situaciones imprevisibles, potenciando formas de pensar en multidireccionales.

El humor favorece la resolución de problemas, retos y proyectos

Porque permite invertir el orden lógico de las cosas para entenderlas desde otro punto de vista. Al mismo tiempo ayuda a asumir riesgos y aceptar los errores.

El humor es una herramienta lingüística expresiva y comprensiva de primer orden

Pues invita a experimentar activa y creativamente con la palabra ya que se trata esencialmente de un juego verbal  y de manipulación del lenguaje.

El humor facilita la comunicación

Abriendo canales habitualmente cerrados en las aulas. También porque utiliza un lenguaje directo basado en  un espíritu de naturalidad y posibilita  al alumnado a expresar sus ideas personales sin cortapisas y a que  los aprendizajes sean significativos y eficaces.

El humor proporciona espacios positivos y constructivos.

La risa y la sonrisa generan un clima psicológico positivo que favorece el aprendizaje y la creatividad, aminora los problemas de disciplina, desdramatizando conflictos y evita conductas agresivas y hostiles.

El humor conecta docente y alumnado.

Cuando los alumnos perciben humor en el docente, sienten su empatía y su afecto, promoviendo su comprensión mutua y manteniendo unas relaciones armoniosas y de confianza en un clima de cooperación.

El humor genera estilos de ayuda y cooperación en el aula

Difíciles de conseguir con otros recursos docentes: aumenta la cohesión y el sentido de pertenencia al grupo; desarrolla la interacción y la motivación como motor del interés por aprender.

 

Fuente: Artículo publicados por el ined21, un portal educativo para docentes: Para ver más hacé clic en: https://ined21.com/humor-y-educacion-unidos-por-la-risa/

 

 

Entre Maestros

entre-maestros

En este sentido “Entre maestros” plantea la duda de ¿quién es el maestro y quién es el alumno? Los estudiantes se sorprenden al constatar que pueden enseñar y ayudar a sus compañeros a la vez que otros colaboran con ellos. Cada uno tiene mucho para enseñar y mucho para aprender. El profesor acompaña, sostiene y guía el aprendizaje de sus alumnos a la vez que él mismo lo hace, junto a ellos, a la par.
Este ejercicio es un camino, un recorrido en el cual se van experimentando diversas sensaciones y emociones, surgen conflictos, temores, heridas, sueños. Al final del recorrido todos salen fortalecidos, han iniciado un proceso de aceptación de sí mismos, surge una “red” en la que se consolidan fuertes lazos de amistad y de confianza entre aquellos que aceptan el desafío.
Esta película está basada en el libro que escribió Carlos González “23 maestros del corazón. Un salto cuántico en la enseñanza”. Allí, estas experiencias se incorporan en el marco de un aula con contenidos de diversas asignaturas, demostrando la articulación de ambos aprendizajes.
Esta experiencia realizada con adolescentes nos ofrece algunos ejercicios posibles de implementar en el aula para favorecer la educación emocional, nos demuestra que los resultados de ellos son inagotables y nos invita a reflexionar acerca del autoconocimiento y de su importancia como aprendizaje desde que los niños son pequeños.

Días de manualidades Navideñas.

well-done-varita

img_20161206_061440326

Estos últimos días de clase son un buen momento para hacer con los chicos tarjetas, estrellas, adornos, pesebres, coronas y arbolitos para compartir y regalar en Navidad.

Junto con la destreza manual se trabajan aspectos positivos como dar, pensar en el otro, comunicar un mensaje de amor y paz.

Se puede trabajar con cualquier tipo de material: papeles, palitos, cds, lanas, cartones y cintas, para estimular y potenciar la creatividad de los chicos y que diseñen a su manera.

Este momento puede estar acompañado de lecturas, videos y villancicos.

¿Qué actividad hicieron los chicos en la escuela?

Compartimos estas actividades:

a21inst

img_20161206_061305522

act19

img_20161206_061427960

act20

act18

a18inst

img_20161206_060927559

También podés hacer:

Arbolito con tiritas de papel de diferente longitud superpuestas. Las más extensas se colocarán en la base y a medida que se ascienda se irán acortando. Los papelitos pueden ser de diferentes estampados y texturas.

Guirnaldas en forma de cadenas. Con hoja de colores se arman tiras que se cierran en forma de tubo enganchadas unas con otras.

Tarjetas con relieve. Para generar el efecto se escoge una imagen que se quiera destacar y se le coloca por detrás una tira de papel doblada en forma de zigzag tipo guirnalda adherida a la tarjeta.

Carteles con papeles y blondas para decorar frascos y poner velitas o detallar los platos que se servirán el día de la cena de Navidad.

Corona de manos de papel. Para decorar la entrada de la casa se puede armar una corona superponiendo en círculo moldes con la forma de las manos de los chicos. Para darle un cierre se puede armar un lindo moño.

 

 

El portafolio, una forma creativa de evaluar

termina-el-ano

La vocación de un docente se ve reflejada en la alegría que sienten por el trabajo y los logros de sus alumnos. Un ejemplo de esto son sus cuadernos, ya que a través de ellos podemos apreciar la evolución personal de cada niño y niña.

Al volver a mirar esos trabajos que fueron realizando a lo largo del año los niños recuerdan y comentan las situaciones en las que participaron durante la clase. Muchos de ellos pueden identifican la evolución a lo largo del tiempo en sus dibujos y trazos.

En algunas escuelas o en ciertas áreas o niveles, es habitual realizar portafolios. El mejor  ejemplo es el del nivel inicial.

¿Qué es un portafolio? ¿Para qué sirve? ¿Quiénes lo realizan?

Los portafolios son una forma de hacer evaluaciones formativas, de proceso. Consiste en una compilación de evidencias acerca de los mejores trabajos de los estudiantes, los cuales se van recolectando en un período de tiempo.

Es una manera de observar el proceso de aprendizaje del alumno, incentivándolo a identificar sus mejores tareas y desempeños y motivándolo a reflexionar acerca de por qué cree que las hizo bien, qué les cambiaría, cómo la mejoraría la próxima vez.

También se plantean metas y objetivos. De esta manera se pone especial interés en el proceso, en el recorrido desde un cierto punto de partida hasta el momento de la realización del portafolio. A diferencia de las evaluaciones sumativas, que ponen a prueba al estudiante en un determinado momento, que evalúan un producto, aquí se hace hincapié en el proceso, se trabaja la metacognición y se invita al protagonista a documentar sus prácticas, a dejar asentados sus trabajos.

Las evidencias van desde actividades resueltas, videos, fotos, imágenes, descripciones, minutas de reuniones, resúmenes, informes, esquemas o mapas conceptuales, presentaciones en PPT, etc.

Los portafolios pueden hacerlos los estudiantes y también pueden hacerlos los maestros en relación con su práctica o cualquier persona que quiera mostrar sus avances o progresos en el ámbito laboral o personal. Es una forma de autoevaluación, una reflexión, una forma de seguir mejorando proponiéndose metas y objetivos a cumplir.

Una actividad interesante posterior al portafolio es compartir los trabajos, realizar una muestra. Aquí se puede invitar a que otros miren las producciones y cada uno describa sus evidencias. Al ser una evaluación que focaliza en los aspectos positivos, en identificar las mejores tareas, el compartirlo también genera satisfacción y eleva la autoestima de todos los niños, ya que cada uno mostrará logros que son significativos para sí mismo. Un ateneo de buenas prácticas entre docentes invita a contagiar buenas ideas.