Sonrisas: la importancia de cepillarse los dientes.

dentista

Como padres muchas veces nos preguntamos cuándo es el mejor momento para comenzar a enseñar a nuestros hijos a cepillarse los dientes. Los expertos dicen que este hábito debe comenzar desde temprana edad pero, ¿cómo debemos cepillarles los dientes? ¿cómo les enseñamos a cepillarlos?

Una de las recomendaciones que nos brindan los odontólogos es que empecemos por cepillar las encías de nuestros hijos cuando son bebés con un cepillo de dientes suave durante el baño y luego dejar que lo hagan ellos mismo siempre y cuando nosotros los vigilemos. Esto ayudará a que el cepillado de los dientes sea parte de la rutina de limpieza.

Es recomendable que nuestros hijos se limpien los dientes, por lo menos, dos veces al día. Es conveniente que tomen como rutina el hábito de cepillar se los dientes justo antes de ir a dormir y después del desayuno. Una manera de enseñar a nuestros hijos a cepillarse los dientes es a través del juego, sobre todo, a partir de los dos años, que es cuando la mayoría de sus dientes han salido. Bajo nuestra supervisión, los niños pueden comenzar a usar una pequeña cantidad de pasta de dientes con flúor.

Al principio, conviene explicar a los niños la necesidad de llevar a cabo este hábito diariamente y dar nosotros el ejemplo. Conviene iniciar esta rutina como si fuera un juego, enseñándole la técnica manualmente para que comprenda que es importante limpiar bien los dientes por todas sus caras, porque las bacterias son muy listas y pueden formar caries en los dientes si no las eliminamos todas.

Y, ¿qué hacemos con nuestros hijos que pasan largas horas fuera del colegio? ¿Es importante que se laven los dientes durante el horario escolar? Los niños consumen gran cantidad de dulces durante su estadía en la escuela y algunos también desayunan, almuerzan y meriendan allí, por lo tanto, es de gran importancia que podamos darles a nuestros hijos un estuche con un cepillo y una pasta dental para que pueda realizar por lo menos, un lavado luego del almuerzo o de alguna ingesta. Esto los ayudará a mantener sus bocas limpias y así poder prevenir las caries.

Otra cuestión importante a tener en cuenta, es que debemos evitar que nuestros hijos sientan que la higiene dental es una forma de castigarlos sino todo lo contrario, es una forma de cuidar una parte de nuestro cuerpo y mantenerlo limpio.

Prevenir es mejor que curar dice el dicho. Y sí, generarles el hábito de cepillarse los dientes es mucho más sano y menos traumático que llevar a nuestros hijos al dentista para resolver problemas que podríamos haber evitado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s