Dibujos animados ¿un recurso para educar?

tv

Los dibujos animados es el programa de televisión preferido de la mayoría de los niños y es por eso que se torna en el medio que mayor oportunidad tiene para acercar a los niños valores y para educarlos. ¿Por qué resultan tan atractivos los dibujos animados? Sin duda es porque poseen una herramienta de gran atractivo, que agrupan imagen, sonido y movimiento. El poder de la imagen tiene una gran repercusión en los procesos cognitivos. Las imágenes llegan a la mente rápidamente, sin apenas necesidad de procesamiento e inundan el inconsciente.

Hoy en día encontramos una gran variedad de dibujitos animados ya que, son muchos los canales que se dedican única y exclusivamente al público infantil. Sin embargo, no todos los contenidos de los dibujos son apropiados para nuestros hijos, que sean animados no quiere decir que sean para ellos. Es por eso, que debemos mirarlos previamente para estar seguros de que aquel “dibujito” que nuestros hijos miran y con el cual se entretienen, están contribuyendo a su formación y a los valores que como familia deseamos transmitirles.

¿Podemos utilizar los dibujos animados con un fin educativo?

Sin duda, los dibujos animados pueden ser una herramienta de gran utilidad si la utilizamos siendo conscientes del poder que tiene para con los pequeños. Pero, también cabe decir, que se puede tornar en un recurso peligroso, cuando lo desestimamos y lo entendemos como un mero entretenimiento. Para que esto no pase nuestro trabajo como padres consiste en utilizar este recurso de manera responsable para favorecer y potenciar la educación de nuestros hijos.

¿Qué debemos tener en cuenta para utilizar los dibujos animados como un recurso educativo?

1. Conocer las diferentes propuestas de dibujos animados y sus contenidos. Mirarlos y seleccionar aquellos que sean adecuados para la edad y nivel de desarrollo de nuestros hijos.
2. Buscar aquellos “dibujitos” que transmitan contenidos didácticos y valores con los que estemos de acuerdo (amistad, generosidad, respeto, solidaridad, familia, etc.)
3. Si en un dibujo animado no nos gusta cómo actúan los personajes, no lo elijamos. Aunque puedan resultar divertidos, los pequeños aún no tienen criterio para diferenciar formas de actuar.
4. A medida que vayan creciendo, podemos incluir estos dibujos animados. Y, si vemos alguna actitud negativa, podemos sentarnos con nuestros hijos y explicarles que aunque sea divertido no es una buena manera de actuar. Esto puede sernos útil para ayudarlos a desarrollar su sentido crítico y diferenciar un dibujo animado de la realidad.
5. Es importante usar este recurso con moderación. Si bien es un entretenimiento que educa, es beneficioso para nuestros hijos controlar las horas que ellos pasan delante del televisor. Es bueno educarlos de manera variada fomentando les la práctica de otras actividades, como la lectura, el deporte, los juegos, etc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s