Músicoterapia: una terapia con ritmo.

musicoterapia

Uno de los usos más cotidianos de la musicoterapia es la regulación del estado de ánimo. Los profesionales utilizan trozos musicales para alegrar a los niños cuando se encuentran tristes o para calmarlos en medio de estados de excitación producidos por la rabia, el estrés o el temor. Otro uso que se le suele dar a la musicoterapia es para mejorar el aprendizaje, la coordinación y la resistencia física.

Es importante tener en cuenta que la música, bien empleada, puede facilitar el contacto con bloqueos emocionales y producir la catarsis necesaria para la resolución del conflicto.

¿Qué beneficios tiene de la musicoterapia en los niños?

Todo lo que es música siempre es positivo para un niño siempre y cuando esté adaptada a sus oídos, a su capacidad de escucha y a su edad.

La musicoterapia brinda grandes beneficios a la hora de mejorar el aprendizaje, la coordinación, controlar la ansiedad y mejorar el estado de ánimo. Pero, uno de los mayores beneficios que tiene es que puede ayudar a los niños a organizarse a nivel interno.

Existen muchos estudios que demuestran que la música produce patrones de actividad eléctrica cerebral. Esto hace que haya mayor eficacia a nivel del funcionamiento del cerebro no sólo como rector de los procesos cognitivos. Logrando una estimulación musical en la que los niños participen activamente podemos promover el desarrollo físico, mental, intelectual, sensorial y afectivo de los niños. Esto repercutirá favorablemente sobre otros de los objetivos educativos a los que se aspiran tales como: la atención, la concentración, colaborando en el desarrollo de la imaginación y la creatividad así como en la desinhibición.

Con la musicoterapia también se busca desarrollar la coordinación motriz, el movimiento, la marcha, lograr cierta discriminación auditiva, adquirir destrezas y medios que mejoren la expresión oral de los niños, perfeccionar la articulación, la vocalización, el control de la voz e incluso lograr mejorar la respiración y el funcionamiento de los órganos que intervienen en ella.

Mediante la realización personal del niño ayudamos a reforzar la autoestima y la personalidad, como también acentuar pautas de conducta que facilitan la integración social y liberan la energía reprimida.

Cuanto antes pongamos a los niños en contacto con la música más beneficios le aportará, sea como terapia o sea como uso lúdico. La música logra llegar a lugares que a veces con las palabras no logramos llegar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s