¿Cómo despertar una biblioteca? Los libros nos dicen…

biblioteca nueva

Si dejáramos hablar a los libros ellos nos darían las claves para reavivar la biblioteca… Cada una de sus frases encierra una propuesta para implementar con los alumnos y transformarlos en los protagonistas de esta aventura.

“Mirá que atractivo que soy”

No es lo mismo ver el lomo de un libro que ver la ilustración y diseño de su frente. Hace falta comenzar a exhibirlos mejor para que sus colores, títulos e imágenes inviten a su lectura.  Los chicos pueden ser los encargados de seleccionar 10 libros vistosos y variarlos cada semana.

“Escuchame que te cuento”

¡Qué mejor que la biblioteca disponga de un Cuenta Cuentos que le de vida a las imágenes y letras! Que invite a los niños a viajar a través de las historias y de sus personajes. En un principio esa figura puede ser una maestra con afinidad y destreza para esta tarea, pero con el tiempo y la experiencia, es posible invitar a los alumnos de grados superiores a que sean ellos los que comiencen a contar cuentos a los más pequeños.

“Mimame y cuidame”

Para que los chicos cuiden los libros hace falta que los valoren, que los sientan propios. Por eso, para desarrollar un sentimiento de pertenencia hacia la biblioteca escolar, es una buena idea armar una Clínica de Libros. Se trata de seleccionar primero aquellos libros maltrechos, luego pensar con el maestro qué pueden hacer para repararlos y finalmente cada niño se ocupará de reparar un libro para devolverlo en mejor estado.

“Encontrame si podés”

Desafiar a los chicos a que sean ellos mismos los que seleccionen y encuentren lo que necesitan o están con ganas de leer. Transformarlos en Detectives de Libros.

“Hoy es mi cumpleaños”

Festejar aniversarios de escritores prestigiosos a modo de cumpleaños donde se exhiban sus obras literarias y los chicos, por un día, trabajen en torno a sus obras.

“Queremos crecer”

En bibliotecas de escaso material, una buena propuesta es pedirles a los chicos que colaboren con un librito en buen estado para donar. El aporte de cada uno es muy valioso para que la biblioteca crezca y los chicos se sientan parte de este cambio.

“Quiero tener más amigos”

A partir de un Gran Libro de Recomendados los chicos pueden escribir sus valoraciones de las lecturas realizadas para que otros, a partir de las mismas, se animen a escoger nuevos títulos.

“Quiero que sepas lo que siento”

Para transmitir un sentimiento, un pensamiento, una sensación o un aprendizaje es aconsejable contar con un corcho, una cartelera, unos hilos que cuelguen del techo de la biblioteca en donde los niños puedan poner una palabra, un dibujo, algo que represente lo que el libro les dejó o inspiró.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s