Especial para docentes. Hackatón: una metología que está de moda en el aula.

hackaton

En el último tiempo se han hecho populares este tipo de iniciativas con todas sus variantes: públicos diversos, temáticas políticas, filosóficas y ciudadanas hasta de la Ciencia y la Tecnología; duración de varias jornadas consecutivas y otras con acampe en el lugar del evento.

Sin embargo, y con sus diferencias, podríamos decir que un hackatón es en el aula una metodología de “trabajo por proyectos” que sugerimos poner en práctica ya que los beneficios para el aprendizaje ¡son innumerables!

– Por empezar, los estudiantes pueden desplegar y poner en acción los conocimientos adquiridos y lo que no conocen, lo investigan utilizando diferentes recursos;
– El trabajo colaborativo permite que unos enseñen a otros y entre varios, aporten lo mejor de sí para obtener un producto;
– Se desarrollan habilidades creativas, la inventiva, actitudes de emprendedorismo;
– Promueve habilidades de comunicación, resolución de problemas y actitudes ciudadanas.
– Incentiva el intercambio entre profesores y la articulación entre aspectos de las diversas disciplinas.
– Las temáticas se relacionan con la vida y por tanto el interés, la motivación y el placer por aprender, descubrir y resolver se ponen en acción.

Van algunos consejos para realizar un trabajo por proyectos a modo de “hackatón” en el aula o en la escuela:
– Primero es necesario definir un área o una temática que interpele a los estudiantes, que genere una novedad, que se relacione con situaciones de la vida cotidiana. Puede ser desde problemas científicos o cuestiones filosóficas o éticas y hasta situaciones que involucren las matemáticas.
– Definir los destinatarios. Pueden intentarlo con un curso o con varios, de manera de que la heterogeneidad de estudiantes y edades sea un ingrediente adicional del intercambio.
– Luego deben identificarse distintos “desafíos” para esa temática, los cuales los estudiantes podrán elegir de acuerdo a sus intereses.
– El trabajo previo es importante. Es bueno que los estudiantes puedan abordar el tema o “los desafíos” con anticipación, que puedan investigar sobre los contenidos, sobre aplicaciones y programas que puedan utilizar para resolver el desafío, etc.
– El día de la actividad, con los estudiantes ya agrupados y listos para trabajar, es necesario… dejarse sorprender. La incertidumbre de lo que puede suceder y surgir en los grupos genera ansiedad. Es fundamental confiar ya que aseguramos que los resultados asombran.
– Los adultos deben guiar, mediar, estimular, organizar y marcar tiempos y plazos a los equipos, deben ofrecerles posibilidades si están trabados.
– Al finalizar el tiempo estipulado, se realiza una puesta en común donde cada uno explica lo trabajado y sus productos.

¡Esperamos que puedan ponerlo en acción!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s