El instructivo: pasos claros para chicos con pocos límites.

instructivo

El instructivo es un recurso muy frecuente en nuestra vida diaria que se encuentra hoy en desuso. Los chicos antes de leer un instructivo prefieren aprender haciendo a su manera. Esto no está mal, sin embargo, no ayuda a aquellos niños que todo lo pretenden hacer a su modo.

¿Con qué instructivos pueden ejercitar?
Los chicos pueden elaborar una comida siguiendo una receta, aprender un juego de mesa nuevo o armar un muñequito leyendo sus instrucciones.

¿Qué características tiene un texto instructivo?
Tiene un formato especial.

Su desarrollo es a través de procedimientos compuestos por pasos que deben cumplirse para conseguir un resultado. En algunos casos la secuencia de pasos es fija y en otros hay varias secuencias alternativas (como en los procesadores de texto).

Se utiliza el infinitivo (colocar la harina), el modo imperativo (tirá los dados) o las formas impersonales (se toman las piezas y se encastran)

Emplea un lenguaje claro, directo y lineal.

Se utilizan marcas gráficas como números, asteriscos o guiones para diferenciar o secuenciar la serie de pasos.

Puede estar acompañado de imágenes para reforzar o clarificar los pasos a seguir. Aplicado a niños/as de los primeros grados de educación primaria, las ilustraciones les permiten una mayor orientación en el proceso.

Algunas sugerencias para la utilización de este tipo de texto:

Si se trata del instructivo de un juego nuevo, siempre es conveniente que los niños lo lean acompañados por un adulto para reforzar las reglas y los pasos a seguir.

Este tipo de texto pautado es muy útil para niños dispersos ya que los ordena en su proceder.

Si uno obedece el instructivo obtiene un resultado que brinda satisfacción. Esta idea es la que intentaremos luego traer a colación a la hora de establecer otro límite similar. “¿Te acordás qué bien nos salió la torta cuando seguimos los pasos de la receta?”

Es muy importante que seamos nosotros los adultos los primeros en valorar el procedimiento, tal cual lo expresa el texto, y no modificarlo.

Primero hay que insistirles que aprendan a respetar los pasos para después poder inventar un propio instructivo.

Conversar sobre el modo en que está escrito refuerza la idea del orden y la obediencia en el cumplimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s