Programa para el verano: Contemplar el Cielo Juntos.

estrellas

Si les decimos a un chico de ciudad, por primera vez, que miren al cielo y diga lo que ve, seguramente su respuesta sea: “Qué aburrido, no pasa nada…” Si le decimos lo mismo a un chico de pueblo o campo la respuesta va a variar.

Es que en la ciudad no estamos acostumbrados a observar el cielo. Los altos edificios, las luces y los ruidos, nos impiden apreciar su inmensidad.

Por eso, en estas vacaciones, les proponemos organizar como “programa con los chicos” una Función 3D del Cielo. Si está bien preparada, ningún chico, por más movedizo que sea querrá perdérsela.

¿Por qué contemplar el cielo?

Porque en su silencio y oscuridad, los chicos pueden observar con mayor atención, sin tantas distracciones y ejercitan la paciencia.

Porque a través de sus formas descubren con creatividad cosas sorprendentes: un dinosaurio, un gusano, un chino karateka.

Porque las estrellas y sus constelaciones enseñan a orientarnos y nos cuentan historias de viajeros y leyendas.

Porque aprenden sobre el cosmos al ver cruzar un estrella fugaz, al preguntarse por la forma de la luna o el movimiento del sol.

Porque el ambiente de paz y tranquilidad favorece la reflexión entre las personas.

Porque al observar la inmensidad y la grandeza del cielo los chicos trascienden lo terrenal y se preguntan por el más allá o el infinito.

¿Qué no puede faltar?

La invitación es clave, es decir, el modo en que les vamos a transmitir el programa. No es lo mismo decirles “vamos a ver el cielo” que sugerirles de “armar un cine para ver el cielo en la noche”.

La planificación de la actividad. Los adultos tenemos que tener bien claro lo que vamos a necesitar, qué podremos observar y especialmente qué le gusta a nuestros hijos para atraerlos.

Un lugar estratégico para observar: abierto, silencioso y oscuro. Puede ser la tarraza en un edificio, un patio o jardín de casa, o en el medio del campo o la playa.

Un espacio confortable con una lona, colchoncito y/o almohadones para poder recostarse cómodamente a observar.

Un picnic nocturno atractivo pero simple ya que la luz será escasa: un sanguchito, pochoclos, papitas, jugo, chupetines.

Una mochila con:
Linterna para ver en la oscuridad.
Libro referido a las estrellas, cometas, fases de la luna, que pueda guiar la observación.
Repelente para los insectos.
Telescopio en caso de tener.
Abrigo por si refresca en la noche.

Les sugerimos evitar llevar una tablet o computadora porque puede llegar a dispersarlos. La misma podrá utilizarse al día siguiente para seguir investigando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s