Vacaciones para seguir Aprendiendo.

con mama en playa

“Mamá, sabías que en la escuela me enseñaron que…”

Cuando llega esa frase nos preparamos, algo extraño se nos viene, se nos abre un paraguas de sensaciones. Nos sorprendemos por cómo aplican un conocimiento adquirido a una situación, nos divertimos cuando nos comparten detalles específicos de algún animal o planta, nos emocionamos ante la sensibilidad de una apreciación y hasta nos sentimos desencajamos cuando nos corrigen.

“Hijo, ¿te enseñó tu maestro que…?”

En las vacaciones esos aprendizajes adquiridos en la escuela se vuelcan a la vida diaria y los papás volvemos a ser los maestros por excelencia. Eso que ellos saben, lo retomamos para complementarlo con el paisaje, la situación y nuestros propios conocimientos y experiencia de vida.

“Mi maestra nos enseñó que eso no se puede porque…”

Y con esta frase viene la enseñanza para los padres. Un recordatorio del “deber ser” que los chicos aprendieron y repiten al pie de la letra. Una lección sobre la importancia de ser coherentes en la vida.

¿En qué situaciones típicamente veraniegas podremos descubrir qué aprendieron en la escuela?

Por ejemplo, si les enseñaron sobre el calor y los rayos UV en las vacaciones podrán comprender la importancia de usar protector solar, sentir la intensidad del calor durante las diferentes horas del día, constatar la necesidad de beber más agua, planificar actividades para realizar en la sombra…

Si los niños tuvieron natación, sabrán defenderse en el río o en el mar y los más osados se las ingeniarán para barrenar o sumergirse bajo las olas.

Si conocieron diferentes tipos de relieves, suelos o animales característicos de una región podrán identificarlos en el lugar que visiten.

Si aprendieron en la escuela sobre la basura y los materiales reciclados cuidarán de no ensuciar la playa, los ríos, las sierras, el campo o las montañas.

Si se van de viaje en auto tendrán en cuenta las precauciones aprendidas y nos cuestionarán si no se cumplen las reglas de educación vial que les enseñaron.

A su vez, como las vacaciones son una constante situación de experiencia directa, los chicos deberán poner en práctica todas esas normas de buen comportamiento que aprendieron en la escuela junto con las reglas propias de cada familia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s