¿Qué es Mindfulness? ¿Cómo puede ayudar a los chicos con stress?

relajacion

Aunque la práctica de Mindfulness ha sido recientemente integrada a la Medicina y Psicología de Occidente, se trata de una práctica muy antigua que se origina hace más de 2500 años y constituye la esencia fundamental de las prácticas Budistas. ¿Cómo puede ayudar a los chicos que tienen stress?

Mindfulness o Atención Plena significa prestar atención de manera consiente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación.

Este tipo de atención nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestra vida, nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno, atendiendo de forma integral a los aspectos de la persona; cuerpo, mente y espíritu; y a desarrollar una mayor capacidad de discernimiento y de compasión.

Las investigaciones están demostrando ahora que programas de Mindfulness están ayudando a los niños a lidiar con el estrés, aprender de manera más efectiva, pensar más claramente, funcionar mejor y sentirse más calmados y menos ansiosos.

¿Cómo podés hacer para ayudar a tus hijos a relajar su mente y calmar su ánimo?

Si no se pueden dormir porque tienen muchas “cosas” en su mente:

1-Dile a tu hijo que es normal y que es la manera que tiene el cuerpo de procesar todo lo que ha pasado ese día.

2-Pídeles que se tumben y respiren profundamente, asegurándose de que la exhalación es más larga que la inhalación. Una manera fácil de hacer esto es inhalar contando hasta 2 y exhalar contando hasta 4.

3-Invítalos a enfocarse en sus pies-¿se sienten pesados o ligeros? ¿Cálidos o frescos? ¿Tensos o relajados? Pídeles que imaginen que están respirando hacia sus pies. Despacio, ve enfocándote en cada parte del cuerpo, comenzando por los pies, los tobillos, piernas, rodillas, muslos, etc., todo el camino hacia arriba pasando por la barriga y el pecho, hacia los brazos, manos y dedos y finalmente hacia el cuello, la cara y la cabeza.
Puedes guiarlos a través de esto por 5-10 minutos, dependiendo de la edad del niño. Si todavía son capaces de mantenerse enfocados, pídeles sentir como están respirando con todo su cuerpo.

Si están preocupados, se sienten enfadados, molestos o frustrados:

1-Pídeles que paren por un momento y noten donde están sintiendo la preocupación ó el enfado en su cuerpo. ¿En la panza? ¿La garganta? ¿Las piernas? ¿Sienten que están temblorosos, o contraídos, o sudorosos?

2-Entonces pídeles que se enfoquen en sus pies y cómo se sienten sobre el suelo-¿Pesados? ¿Sólidos? ¿Cálidos? Mantén el foco en sus pies, déjales que se anclen al suelo.

3-Ahora pídeles que se enfoquen en sentir su respiración. Dónde está yendo en su cuerpo, si es cálida o fresca, dónde hace que se mueva la panza y cómo se siente en su nariz, garganta y panza. Pídeles que sientan su cuerpo relajándose. Después de un momento, pregúntales si se sienten listos para tratar con el problema original.

Fuentes consultadas:
http://www.mindfulness-salud.org/
http://www.respiravida.net/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s