El sol, sus beneficios y precauciones

al sol cuidados

La exposición al sol de manera preventiva es una excelente fuente de vitamina D, que favorece la absorción del calcio y mejora la salud ósea de nuestros hijos. Una exposición de 15 minutos diarios es suficiente para producir la vitamina D que el organismo necesita. Pero más allá de los beneficios que el sol nos brinda, debemos tener en cuenta que el sol emite diversas radiaciones solares, algunas de las cuales pueden ser muy perjudiciales para nuestros hijos, ocasionando quemaduras solares (enrojecimiento o ampollas), golpes de calor, deshidratación (por pérdida de agua y minerales) y a largo plazo envejecimiento prematuro de la piel (manchas y arrugas) o mayor riesgo de cáncer de piel en la adultez.

Para prevenir todas las consecuencias negativas que el sol puede generar en nuestros hijos tenemos que ser conscientes de ellas y es necesario que actuemos con prudencia y que sepamos transmitir esta actitud a nuestros hijos. La educación y la prevención deben comenzar desde muy pequeños, y así evitaremos los efectos nocivos del sol.

¿Cómo podemos ser preventivos con la exposición al sol de nuestros hijos? A continuaciones les acercamos un listado de consejos a tener en cuenta para cuidar la piel de nuestros hijos.

  • No colocar protector solar a bebés menores de 6 meses, ya que pueden provocar irritaciones en su piel.
  • A los mayores de 6 meses podemos aplicar en casa antes de salir una crema con factor de protección elevado en la cara y otra de menor factor, aunque también elevado, para el cuerpo (32 o más), resistente al agua y apto para niños, ya que para que sea efectivo el protector, este debe aplicarse media hora antes de la exposición y renovarse al menos cada 2 horas. También es recomendable un buen protector para los labios.
  • No exponer a los niños menores de 1 año al sol de forma directa.
  • Evitar en lo posible las horas de más calor y cuando la acción del sol es más intensa entre las 10 hs. y 16 hs.
  • Tratar de que los niños jueguen en la sombra. Utilizar sombrillas u ofrecer actividades debajo de los árboles o aleros.
  • Recordar que aunque el día esté nublado las radiaciones solares también llegan.
  • Elegir ropa de algodón de colores claros, cómoda y holgada. Sin olvidar gorros y calzado adecuado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s