Días de calor

calor golpe

El calor suave resulta agradable, pero en exceso puede llegar a producirnos problemas. Un golpe de calor se origina cuando la temperatura corporal sube por encima de los 40º. Cuando esta temperatura corporal aumenta, nuestro cuerpo dispone de mecanismos que la regulan, como el sudor, y distribuyen el calor mediante la sangre y lo expulsan hacia el exterior. Cuando se sufre un golpe de calor todos estos mecanismos dejan de funcionar, sube la temperatura y se pierden abundantes líquidos corporales.

Es importante que estemos atento a las personas mayores de sesenta y cinco años y los niños menores de seis años ya que ellos son más vulnerables y tienen mayor probabilidad de sufrir un golpe de calor.

Pero, ¿Cómo nos damos cuenta que estamos ante un golpe de calor?¿Cuáles son los síntomas? Algunos de los síntomas que nos pueden indicar que alguien está sufriendo un golpe de calor pueden ser:

-Mareo.

-Confusión, desorientación.

-Sudoración excesiva al principio, con posterior falta de sudor.

-Enrojecimiento y sequedad de la piel.

-Fiebre con temperatura corporal de más de 39,4º (llegando hasta los 40 y 41º).

-Comportamiento inadecuado, como por ejemplo, comenzar a quitarse ropa sin importar el sitio donde se encuentre.

-Aceleración del ritmo cardíaco con latido débil.

-Dolor de cabeza.

-Inconsciencia.

-Ataques con convulsiones.

Es importante tener en cuenta una serie de pasos a seguir ante un golpe de calor para tratar sus síntomas lo más rápido posible y evitar problemas mayores:

-Poner a la persona en un sitio fresco a la sombra, y colocarle los pies en alto.

-Llamar al teléfono de urgencias.

-Desvestir a la persona e intentar disminuir la temperatura corporal, colocando tela mojada o hielo en las axilas o ingles.

-Si la persona tiene una temperatura superior a 40ºC bañarla con agua fría hasta llegar a 38ºC. En ese momento se debe dejar de aplicar frío para evitar posibles hipotermias.

-Controlar cada 15 minutos la temperatura, para que en el caso que suba someterle a tratamientos más fríos

Si bien es necesario saber qué hacer ante un golpe de calor, más importante es saber cómo prevenirlo ya que de este modo evitaremos sufrirlos. Aquí les acercamos algunos consejos que nos ayudarán a la hora de enfrentarnos al calor del verano y evitar así un golpe de calor:

-Beber muchos líquidos aunque no se sienta sed.

-Vestir con ropa ligera, clara y de algodón, que permita la transpiración.

-Aclimatarse gradualmente al calor.

-Comer comida ligera y fresca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s