Alumnos con pertenencia

escuela pertenencia mejor

Un estudiante se siente parte de una escuela cuando la recorre, diferencia los espacios y todos le resultan familiares.

Pero principalmente un estudiante se siente parte de una escuela cuando participa de proyectos que responden a la identidad de la escuela, favorecen el aprendizaje a la vez que estimulan la colaboración y el trabajo en equipo y generan sentimientos y sensaciones positivos que enriquecen al ambiente escolar.

¿Cuáles son las causas y consecuencia que pueden dificultar el desarrollo de este sentimiento?

Causas

• Muchas veces sucede que vienen de un barrio distinto del de la escuela y sienten que son “depositados en otra dimensión” por el colectivo que los recoge por su barrio.

• A veces no se generan espacios comunes de encuentro, ya sea porque las escuelas son muy grandes o los espacios están muy fragmentados.

• El proyecto institucional no se adapta a las necesidades reales que presentan los alumnos o no se adecua a la realidad de donde provienen.

• Los maestros tienen poco contacto con los padres porque difícilmente asisten a la entrada o salida.

• Muchos maestros pasan por un mismo curso, supliéndose unos a otros, sin poder estructurar un proyecto a largo plazo.

• No hay una clara definición de la identidad de la escuela.

Consecuencias

• Los alumnos no cuidan lo que reciben de la escuela.

• Los padres no se involucran y mucho menos colaboran con la cooperadora, si es que la hay.

• Hay un elevado porcentaje de ausencias.

• Un alto grado de violencia entre los alumnos por falta de contención.

• Bajo rendimiento académico.
Cuántas afirmaciones y cuántos desafíos tenemos por delante las muchas escuelas que vivimos cada día alguna de estas situaciones.

Estas dificultades nos obligan a repensar nuevamente la escuela, a hacer un diagnóstico sincero de la situación que quede definido en el Proyecto institucional.

Realmente es una tarea ardua que debe nacer y gestarse entre todos los miembros en equipo para luego plasmarlo en proyectos y transmitir esta idea a los alumnos y padres.

Sólo así es posible desarrollar un sentimiento de pertenencia, que los chicos se sientan parte de “esta” escuela y que sus enseñanzas puedan ser llevadas al lugar donde viven.

Estos son algunos proyectos que se nos acurren y que pueden ayudar a desarrollar este sentimiento:

1. Proyecto: “Festejemos juntos y en colaboración”. Si disponemos de un espacio amplio, participar en los actos escolares a todos los padres. Disponer para que ese mismo día, finalizado el acto se festeje con alguna colación traída por los mismos alumnos.

2. Proyecto: “Madrinas y Padrinos de la escuela” en donde los alumnos de 7mo asumen como ahijado a uno de 1er grado y comparten actividades o espacios de colaboración que ayudan a la adaptación escolar y generan vínculos entre los alumnos.

3. Proyecto: “Amigos de la escuela”. A partir de las diferentes áreas descubrir la escuela, desarrollar un reglamento áulico y realizar alguna actividad de servicio a la escuela.

Construyamos escuelas en donde todos seamos parte de un proyecto propio y único.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s