Escribir, corregir y compartir.

redaccion

El sentimiento de orgullo y la motivación que produce en los alumnos compartir lo que escriben no tiene precio. Los chicos de esta manera logran no sólo esforzarse por redactar cada día mejor sino que le dedican tiempo a mirar nuestras correcciones para poder corregirla, ensayarla y comunicarla en voz alta.

Coordinar todas estas acciones es muy sencillo, aunque requiere de una clara planificación.

En primer lugar tenemos que proponer un tema de escritura. El mismo puede ser en función al libro que estén leyendo, intereses del grado o algún tema que se esté trabajando en clase.

Luego, es necesario que realicemos una apropiada corrección de la redacción según la edad y los objetivos del grado.

En el momento de devolver la producción escrita es importante explicarles a los alumnos cuál va a ser la dinámica de trabajo: ellos deberán releer lo que escribieron, corregir sus errores en función a lo que nosotros les hemos apuntado y pasarla en limpio. Este último procedimiento lo pueden hacer a mano o en computadora ya que en adelante la prioridad será que la puedan leer de la forma que mejor los ayude.

En sus casas los chicos tendrán que practicar la lectura de la misma, hacer hincapié no sólo en la fluidez sino en la entonación y puntuación.

Finalmente en clase, se compartirá la lectura en un clima amable y festivo.
¿Qué debemos tener en cuenta?

• Que los chicos realmente estén bien estimulados para que se esfuercen en la corrección y ejerciten su lectura como algo natural y divertido.
• Encontrar y planificar el momento oportuno para la exposición. Tenemos que tener en cuenta el tiempo para que todos lleguen a exponer con tranquilidad su trabajo pero con dinamismo para que no se torne aburrido.
• Dar instancias donde los chicos puedan acercarse a preguntar si alguna corrección no comprendieron.
• Presentar esta dinámica como una actividad libre, no obligatoria, y recalcar a los chicos que el objetivo debe ser disfrutar de esta experiencia enriquecedora. Seguramente algunos no se animen a participar en la primera oportunidad pero lo hagan en la siguiente si comprueban que el clima es agradable y respetuoso.
• Esta técnica es muy favorable para los alumnos que tienen dificultades en la lectura o son muy tímidos y generalmente no se animan a leer en público ya que al darles la instancia de corrección y ensayo les generamos la seguridad que necesitan para comunicar verbalmente lo que expresaron por escrito.
• No necesariamente todas las redacciones deben ser leídas. Los chicos podrán escoger la mejor que hicieron o la que consideren más apropiada para compartir.
• Indirectamente de este modo estaremos también ejercitando la escucha atenta y respetuosa del resto de los compañeros.

¡Manos a la obra y qué la escritura cobre vida!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s