¿Qué sienten los chicos sobre volver al colegio? ¿Qué transmitimos los padres? Leé esta carta y contanos tu opinión.

primer dia diario

Querido diario íntimo:

            Se acerca la vuelta al cole, estoy con ganas de ver a mis amigos y contarles todas las cosas graciosas que hice en las vacaciones: fui al cine y me compraron un vaso gigante de pochoclos, me quedé a dormir por primera vez en lo de una amiga, invité a mi prima y cocinamos una torta para el cumple de mi papá…

Estoy un poco ansiosa de saber quién va a ser mi maestra. El otro día hablé con una amiga y me dijo que piensa que vamos a tener a la maestra de rulos que siempre nos reta en el recreo, espero que no porque mi mamá me dice que con ella no aprueba nadie y que no enseña nada…

También conversamos sobre cuál va a ser nuestra clase y me contó que su mamá le dijo que habló con otra mamá y que van a entrar dos chicas nuevas al grado. ¡Espero que sean buenas, pero que no me roben a mis amigas!

Ayer me puse a preparar mi mochila que me regalaron para Navidad. Tiene doble cierre y rueditas. Como todavía no me compraron los cuadernos, puse unos que me quedaron del año pasado y preparé la cartuchera: le saqué punta a los lápices y le puse nombre a la boligoma, porque siempre me desaparece. Me probé todo y desfilé alegre por la casa para que me vean.

Pero, mi mamá no parecía muy contenta… Es que ella se la pasa de un lado para el otro con la lista de los útiles que tiene que comprar para mí y mi hermano, quejándose porque tiene que llevarnos al médico para completar la ficha médica y no consigue turnos, y el uniforme… Ayer nos probó el delantal y nos quedaba chico, yo me puse contenta, ¡cuánto crecí en la vacaciones!; pero mi mamá no. ¿Es que ella no quiere que crezca? Puede ser, pero también puede ser que se preocupó porque me va a tener qué comprar uno nuevo…

Mi hermano tampoco se lo ve muy contento… Como no terminó el año con  muy buenas notas, mis papás lo están persiguiendo para que se ponga a hacer cuentas, practique lectura y analice oraciones. Pobre, así cómo no va a querer volver al cole, qué tortura. Lo único que le importa es que lo dejen llevar la pelota para jugar al fútbol con sus amigos en el recreo.

Será que volver al colegio no está tan bueno como pensaba…

Bueno, ya te contaré cómo sigue.

Tu amiga íntima,

Lucía

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s