Cuadernos que expresan dedicación, trabajo, belleza y por sobretodo aprendizaje.

completar cuadernos

Los cuadernos dejan de ser hojas de papel unidas cuando los chicos comienzan a escribir en ellos. De esta forma se transforman en testimonios del aprendizaje, en documentos escolares que hablan de su paso por la escuela, de su trabajo, de su esfuerzo y su dedicación.

Cada cuaderno es para cada chico un instrumento de crecimiento en donde ejercita, puede equivocarse, se corrige, expresa sentimientos e ilusiones. Es el medio que tenemos los padres de comprobar que estamos formando personas preparadas para encarar en el futuro un trabajo digno y bien merecido.

Cuando llega fin de año y nuestros hijos tienen que estudiar, volvemos nuestra mirada a ellos y descubrimos el estado en el que se encuentran. Muchos están bien gorditos, con dibujos bien pintados, fotocopias prolijamente pegadas, actividades completas y tareas realizadas. Otros, en cambio, se sorprenden al descubrir que al cuaderno de su hijo le faltan hojas, que están llenos de garabatos o incompletos y que la letra es imposible de leer. ¿Cómo reaccionar ante cada caso? ¿Somos los padres responsables en alguna medida de esto?

A todos los niños, especialmente a los más pequeños, les gusta tener su cuaderno prolijo y se enorgullecen de las actividades que realizan, de lo que aprenden o de las notitas que le ponen sus maestras.

Pero mucho más valor le dan a éstos cuando nosotros, los papás, miramos con ellos lo que hicieron, los felicitamos por sus buenas notas o por el esfuerzo que pusieron en mejorar la letra. Los chicos guardan en el corazón cada comentario que les hacemos: si éste es positivo frente a su trabajo, se llenan de orgullo y aumentan su compromiso por mejorar. Si es despreciativo o poco valorativo, abandonan el cuidado del cuaderno y buscan otro aspecto desde donde llamar la atención del adulto y que sean reconocidos positivamente.

Como el termómetro sirve al médico para la tomar la fiebre, el cuaderno sirve al alumno para poner por escrito todo lo que aprendió durante el año. Así como un músico ama y cuida sus instrumentos, los chicos deben aprender a querer y a cuidar también los suyos.  

Estudiar de ellos  es uno de los principales deberes de los niños a esta edad. Entonces ¿cómo no insistirles en que completen su cuaderno, escriban prolijo, hagan la tarea o no doblen ni arranquen las hojas? ¿Cuántas de nuestras madres guardaron en algún estante nuestros cuadernos de primer grado como un tesoro? ¿Les transmitimos eso a nuestros hijos?

Reflexionemos sobre la importancia que le estamos dando al cuaderno y exijámosles que se esfuercen por tenerlo completo y prolijo porque de esta forma les estaremos haciendo un bien para el futuro.

Algunos consejos prácticos que pueden ayudar a mantener el cuaderno en excelente estado hasta fin de año.

  • A veces conviene comprar un cuaderno ya estampado o liso del color que se pide para evitar la rotura del forro. Hay muchísimos diseños e infinidad de colores para elegir que atraen la atención de los chicos y facilitan su mantenimiento.
  • Revisar que la etiqueta con el nombre no esté despegada, salida o rota ya que es lo primero que habla del estado del cuaderno.
  • Insistir en los grados más altos a que subrayen los títulos o se trace línea larga al finalizar el día. Poder visualizar estas líneas favorece el estudio, especialmente porque les indica dónde poner la atención y para los que tienen memoria visual ayuda a la orientación.
  • Si alguna hoja sufrió un accidente, antes de romper o arrancarla es preferible pegar una hoja encima. Para ello es interesante tener en cuenta que hay blocks de hojas que tienen el mismo tamaño que la hoja del cuaderno así como también el mismo margen. Gracias a esto es posible intercalarlas y no descuidar así la prolijidad del mismo.
  • Respetar los márgenes y no llenarlos de garabatos facilita la lectura. Este espacio nos permite descansar la vista, diferenciar una hoja de la otra y ordenar la escritura.
  • Elegir el cuaderno adecuado para cada chico. Hoy en día hay espiralados, de tapa dura o blanda y hasta de diferentes tamaños. Si en la lista no se detalla, pensemos cuál puede reflejar mejor el trabajo realizado por ellos.
  • Si en la escuela no les piden un cuaderno y hay padres que mandan a sus hijos con una hoja cada día, sería bueno que los ayuden a numerarlas y las coloquen en una carpeta. El orden y la unidad hacen a la integridad de la persona.
  • Respetar los márgenes y no llenarlos de garabatos facilita la lectura. Este espacio nos permite descansar la vista, diferenciar una hoja de la otra y ordenar la escritura.
  • Elegir el cuaderno adecuado para cada chico. Hoy en día hay espiralados, de tapa dura o blanda y hasta de diferentes tamaños. Si en la lista no se detalla, pensemos cuál puede reflejar mejor el trabajo realizado por ellos.
  • Si en la escuela no les piden un cuaderno y hay padres que mandan a sus hijos con una hoja cada día, sería bueno que los ayuden a numerarlas y las coloquen en una carpeta. El orden y la unidad hacen a la integridad de la persona.
Anuncios

2 pensamientos en “Cuadernos que expresan dedicación, trabajo, belleza y por sobretodo aprendizaje.

  1. Deseo felicitarlos por tan noble tarea,.Tantas escuelas necesitan de la colaboración de herramientas indispensables para la buena implementación de conocimientos, y a veces el Estado se encuentra ausente. Vemos como nosotros los docentes llevamos lo más indispensable,un lápiz, una goma…..para que el alumno participe de la clase porque no
    cuenta con los elementos para escribir ni contar las fotocopias para que puedan leer. El mayor anhelo al enseñar es que nuestros educandos lleguen a ser personas con valores, que amen sus trabajos, que crean en su patria, se respeten a su prójimo y se inserten en una sociedad donde la verdad y la justicia reinen para todos. Solamente el trabajo y la dedicación que se impone en cada acto supone amor y lo que día a día realizamos nosotros los docentes no es una UTOPIA es una verdadera dedicación y orgullo de trabajar para los demás, llevando horas y horas de trabajo, dinerillos extras no solamente en la compra de un elemento sino de un alfajor….de una fruta porque en su carita se refleja la falta de alimentación, ni decir de las caricias y palabras de aliento para que puedan realizarse.. Trabajo loable , y a veces denigrado por eso gracias por trabajar por los niños de nuestro país.!!!!!!
    Maria Rosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s