¡Del lápiz a la esperada pluma estilográfica!

escribirpluma

Pasada la primera mitad de año del primer grado, en muchas escuelas, llega el tan esperado momento en el que nuestros hijos dejan de lado al lápiz para comenzar a escribir con la pluma estilográfica. ¿Cómo podemos acompañarlos en esta nueva etapa?

La maestra ha considerado que sus alumnos ya están en condiciones de abandonar el lápiz para comenzar a utilizar la pluma. Éstos están entusiasmados y alegres, vienen esperando este momento desde hace meses. Este cambio los hace sentir más grandes y los llena de orgullo.

Muchos tienen la lapicera guardada desde principio de año y están ansiosos por poder usarla, otros la van a ir a comprar con sus papás y elegirán una que los acompañará en sus primeros escritos.

Repasemos algunos conceptos y diferencias para poder entender y acompañar favorablemente este cambio:

¿Qué es una pluma estilográfica?

La lapicera o pluma estilográfica es un instrumento de dibujo técnico y de escritura, que contiene un depósito de tinta líquida compuesta principalmente de agua y que alimenta al plumín (pieza metálica final).

¿Qué diferencia hay entre el lápiz y la estilográfica?

El trazo de la estilográfica es más cómodo, bonito y preciso que el del lápiz. En la escuela se comienza trabajando con este último porque se puede borrar fácilmente con una goma y renovar su punta con un sencillo sacapunta, además de que no mancha porque no tiene tinta.

Cuando en los primeros grados se le quiere conferir más importancia a la escritura y a su caligrafía, se procede a utilizar la estilográfica, ya que se trata de un instrumento con mayor precisión para el dibujo de las letras.

Para los chicos este paso de lápiz a lapicera encierra un cierto grado de dificultad porque dejan de lado las ventajas del lápiz. En adelante deberán poner más atención en lo que escriben y más cuidado en cómo lo hacen, porque la corrección sobre tinta admite menos errores.

¿Qué dificultades pueden encontrar los chicos en el uso de la estilográfica?

Una de las primeras dificultades que pueden aparecer son las manchas de tinta en las manos. Es muy común que esto suceda en los primeros escritos de nuestros hijos y la causa se debe, en general, a que apoyan el dedo índice o mayor sobre el plumín, lugar desde donde sale la tinta.

En este caso es muy importante revisar y corregir cómo toman la pluma con sus manos. Seguramente a los chicos les cueste corregir esto porque es un hábito que arrastran desde sus primeros dibujos y que no era tan visible porque los lápices no manchaban.

Para ayudarlos, podemos colocar marcas en la lapicera que indiquen la ubicación precisa para cada dedo. Hoy en día también existen diferentes accesorios de goma que se pueden colocar en los lápices o lapiceras para corregir la aprensión.

Para los chicos que tienen dificultades más complejas o específicas en este tema se les recomienda utilizar la pluma esferográfica (de punta roller) con cartuchos recargables y lavables ya que así evitan apoyar los dedos sobre el plumín.

Una segunda dificultad son las manchas en las hojas. Las causas pueden ser diversas: dedos manchados, el arrastre de los dedos meñique y anular sobre la tinta fresca, gotones que saltan sobre la hoja al destapar con energía la pluma.

Frente a éstas últimas, es aconsejable insistir a nuestros hijos que usen el papel secante o a falta de esto, colocar una tiza u otro material absorbente que tengan al alcance para que antes de borrar o crezca y se profundice la mancha, se absorba el líquido excedente.

Una tercera dificultad puede ser el uso del borratintas o corrector. Es muy importante entender que cada instrumento de trabajo requiere de un aprendizaje y que es muy difícil pretender que los chicos aprendan todo de una vez. Un borratinta mal usado puede causar agujeros en las hojas, un corrector sin su debido tiempo de secado produce manchas.

¿Cómo ayudar a nuestros hijos a corregir errores escritos con la estilográfica cuando están aprendiendo a usarla?

Ante todo es muy importante conocer las indicaciones que le dan los maestros a nuestros hijos sobre cómo proceder ante el error y luego respetarlas porque ellos conocen el proceso y saben los pasos que requiere este aprendizaje.

Por ejemplo, muchos maestros piden que el borratintas no sea usado al comienzo de esta etapa. Aconsejan el uso de la goma para tinta lavable o proponen que los chicos pongan una cruz por debajo del error  para dar por entendido que la palabra o frase ha sido anulada. De esta forma priorizan el buen uso de la estilográfica y evitan el mal uso del borratinta o corrector en una primera instancia.

Algunos consejos para tener en cuenta…

  • Ayudar a los chicos en la colocación, recambio o recarga de los cartuchos.
  • Verificar que la lapicera que compramos ande bien.
  • Si la estilográfica que compramos viene con un cartucho de regalo es importante que revisemos antes de colocar que éste sea azul (o del color que se pide) y lavable.
  • Fomentar en nuestros hijos la importancia de escribir con cuidado y atención.
  • Insistir en  la prolijidad y apreciar la dimensión estética en los cuadernos.

Invertir en una buena pluma, fomentar su correcta utilización y acompañar en esta primera experiencia es invertir en la escritura de nuestros hijo.

 

Este video enseña cómo utilizar y cuidar una pluma:

http://educacion.practicopedia.lainformacion.com/material-escolar/como-escribir-con-pluma-estilografica-3267

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s