Juegos tradicionales sobre papel para consolidar aprendizajes

tutti Frutti

¿Por qué no enseñar jugando? El tutti frutti, la batalla naval y el comecoco son tres juegos sobre papel, fáciles y de toda la vida, que favorecen el desarrollo de habilidades y permiten que los chicos aprendan jugando. 

¿Quién no ha jugado alguna vez al Tuti Fruti o a la Batalla Naval? ¿Quién no ha confeccionado en su niñez un comecoco? Estos tres juegos pueden convertirse en una actividad de fijación a partir de las que los alumnos pueden repasar lo aprendido.

El tutti fruti

tutti

¿Qué aspectos se pueden trabajar?

  • El diseño de la planilla rectangular propia de este juego favorece la organización espacial en columnas y filas y el uso de la regla, la habilidad en el trazado de líneas.
  • A través de la categorización elegida en cada columna, el alumno ejercita las propiedades comunes del grupo de palabras. Estas categorías bien planificadas ayudan a ejercitar contenidos que se estén trabajando en clase, como por ejemplo: sustantivos propios, sustantivos comunes, adjetivos, verbos y adverbios.
  • El recitado del alfabeto para seleccionar una letra favorece la fijación del abecedario
  • El cálculo numérico del puntaje permite practicar suma de resultados parciales y finales.

La batalla naval

batalla naval¿Qué aspectos se pueden trabajar?

  • Con la confección de la cuadrícula se ejercita la utilización de la regla, la medición y distribución del espacio.
  • La ubicación y selección de una casilla en la cuadrícula para establecer una coordenada (7A) afianza la noción de ubicación espacial.
  • La elección de una estrategia y  la selección del espacio asignado para cada barco implica razonar, concentrarse y planear, todas habilidades que necesitan de atención.

El comecoco

Sin título 

La idea principal de este juego de papel consiste en la adivinación de palabras entre una temática previamente escogida.

¿Qué aspectos se pueden trabajar?

  • La confección del comecocos permite ejercitar a través de plegados, conceptos como “la diagonal”, “mitad” y “cuartos”. También se puede trabajar la visualización de figuras.
  • La práctica del silabeo. El comecoco abre y cierra su boca tantas veces como sílabas tengan las palabras escritas.
  • Se pueden realizar preguntas de temas que se estén trabajando en clase y cuyas respuesta se encuentren escondidas en su interior, lo que permite fijar contenidos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s