EL RECREO, MOMENTO MUY VALIOSO PARA CONOCER A NUESTROS ALUMNOS

en el recreo

El recreo escolar está pensado para que los niños descansen de la atención puesta durante el tiempo de clase, se distraigan y jueguen. ¿En qué medida las actitudes y comportamientos de nuestros alumnos durante los recreos nos permiten conocerlos mejor?

El recreo es un tiempo imprescindible dentro de la jornada escolar para que los alumnos y docentes retomen energía y concentración para lo que resta de la jornada escolar.

Fue planificado como el momento reservado para que los chicos descansen, jueguen, se alimenten y aprendan a convivir en espacios y situaciones menos regulados que la clase. Esta interrupción servirá también para el cambio a otra materia o actividad o para el traslado a otro salón dentro de la escuela.

Durante el recreo los juegos e intercambios entre ellos varían según la edad, el sexo y las regulaciones institucionales. Según las etapas de evolución física y mental, los juegos  son muy diferentes, aunque poseen factores en común que se reflejan en las actitudes que vamos observando durante el desarrollo del esparcimiento. Sucede que las problemáticas sociales y/o familiares impactan fuertemente en la forma de relación y reacción de cada individuo.

Podemos ver que los chicos juegan con cartas, realizan algún deporte, intercambian figuritas, organizan coreografías, usan muñecos, charlan con otros, leen revistas, escuchan música y también juegan con dispositivos tecnológicos portátiles.  Y para algunas de estas prácticas no hay un límite de edad, de origen socio- cultural o del poder  adquisitivo de sus padres.

Nuestro rol en el recreo es fundamental. Es posible que muchos docentes se sientan recargados con esta responsabilidad, pero sin duda el recreo es un momento ideal para observar y supervisar en silencio y desde un lugar lateral, algunos comportamientos y formas de relación de los chicos. Este examen puede ayudarnos más adelante a intervenir oportunamente ante conflictos interpersonales, a entender qué características de los niños son propias de su personalidad o de un momento determinado y a solucionar problemas de relaciones que permanecen ocultos en el aula.

Los alumnos no solo aprenden dentro del aula sino también en momentos como el recreo en los que se ponen en juego reglas de convivencia. Los docentes podemos utilizar el recreo para:

  • vigilar el correcto desarrollo de los juegos
  • acordar con los niños pautas o reglas sobre el uso del espacio compartido
  • realizar junto con nuestro grupo juegos de integración o didácticos
  • ayudarlos a explorar nuevas opciones de diversión
  • observar y mediar en el uso de la tecnología
  • resolver conflictos
  • analizar situaciones donde ellos resuelven sus propios conflictos
  • estar atentos a comportaminetos abusivos de un grupo de niños por sobre otro
  • charlar informalmente en forma particular o en grupos sobre temas personales o de actualidad
  • fortalecer vínculos entre alumno y maestro

Cada institución organiza los recreos de forma diferente y establece sus normas referidas a la cantidad y tiempo de este espacio y al tipo de juegos o actividades que se desarrollarán en los mismos.

Hoy en día muchas escuelas no permiten que sus alumnos utilicen dispositivos electrónicos o teléfonos celulares -especialmente en los primeros grados-, no solo por el riesgo de que estos se rompan o se pierdan, sino sobre todo, para fomentar el juego y la comunicación interpersonal. Subyace a esta determinación que los chicos actualmente dedican demasiado tiempo al uso de medios tecnológicos de todo tipo y , que en los recreos hay que impulsarlos a que inviertan ese lapso en una actividad diferente.

Por el contrario, las instituciones que se abstienen de regular el uso de estos dispositivos en los recreos, sostienen que es inútil “ir contra la corriente” y que cada uno tiene el derecho de decidir en qué utilizar su tiempo de esparcimiento mientras no afecte a los demás.

Lo cierto es que más allá de las reglas institucionales que tengamos que cumplir, son cada vez más los alumnos que usan elementos tecnológicos en el recreo y para la realización de sus obligaciones, por lo tanto debemos estar atentos a que su uso no se convierta en un abuso de manera que se afecte el intercambio social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s