LA CREACIÓN DE LA BANDERA ARGENTINA

bandera-argentina-bandera-argentina-rdaestudio.blogspot.com_

Cada 20 de junio los argentinos conmemoramos el aniversario del fallecimiento de Manuel Belgrano, ilustre prócer que creó y enarboló por primera vez nuestra bandera el 27 de febrero de 1812  a orillas del  Río Paraná.

Belgrano fue un verdadero héroe.  En sus apenas 50 años de vida fue estadista, economista, abogado, militar y como si fuera poco, el creador del mayor símbolo de pertenencia nacional: LA BANDERA.

Es que a pesar de haber sido elegido para llevar adelante varias misiones militares, nuestro admirado Belgrano era un defensor acérrimo de la independencia de los pueblos y de los hombres. O sea, era un argentino y patriota con todas las letras.

Todos conocemos desde chicos la historia de la Creación de la Bandera, aprendimos que el Gral. Belgrano participó de la Revolución de Mayo, que peleó en varias batallas, que llevó adelante hazañas como el Éxodo Jujeño y hasta sabemos de su muerte sumergido en la pobreza, pero lo que no conocemos son todas aquellas contrariedades que atravesó hasta que el gobierno aprobara la creación de nuestra insignia patria. Al respecto, citamos un fragmento de la carta que le enviara a las autoridades del gobierno.

Los problemas eran varios: si bien el 25 de Mayo de 1810 los criollos logramos gobernarnos por nosotros mismos, no declaramos la independencia respecto de España, pero comenzamos un período de batallas y afrontas conocidas como Guerras por la Independencia.

Dichas batallas en realidad generaron gran confusión, ya que los revolucionarios de mayo habían alcanzado el gobierno del Cabildo asegurando lealtad al rey español Fernando VII y afirmando que sería un gobierno provisorio hasta su retorno al trono, pero el verdadero propósito era la libertad de los pueblos.

Durante 1811 y principios de 1812 nuestros soldados combatían con los europeos usando el pabellón español, lo cual era una brutal contradicción. Ante esta situación, y conociendo los verdaderos planes de independencia, Belgrano le escribe al Triunvirato reclamando el uso de un distintivo patrio propio y la respuesta obtenida fue la aprobación para el uso de una escarapela que debía tener los colores blanco y azul-celeste, ya que estos eran los utilizados por la familia real.

Belgrano fue más allá y decidió confeccionar un paño con estos colores, y para hacer propio este símbolo le pidió a sus soldados que le juren lealtad presentando a la que hoy es nuestra Bandera como un elemento de Independencia, Libertad y Soberanía. Este fragmento forma parte de la comunicación que le envió al gobierno nacional:

Excmo. Señor,

En este momento, que son las seis y media de la tarde, se ha salva en la batería de la Independencia, y queda con la dotación competente para los tres cañones que se han colocado, las municiones y la guarnición.

He dispuesto para entusiasmar las tropas y á estos habitantes, que se formen todas aquellas, y las hablé en los términos de la copia que acompaño.

Siendo preciso enarbolar bandera, y no teniéndola, la mandé hacer blanca y celeste, conforme á los colores de la escarapela nacional: espero que sea de la aprobación de Vuestra Excelencia.

Rosario, 27 de febrero de 1812. Excmo. Señor,

Manuel Belgrano.

El hecho de que Belgrano escribiera “blanca y celeste” y no “celeste y blanca”, es considerado por algunos autores para afirmar que esa bandera tenía dos franjas horizontales, una blanca arriba y otra celeste abajo; y por otros como blanca, celeste y blanca. La distribución blanca y celeste coincide con la escarapela de borde blanco y fondo celeste que aparece en el retrato de Francisco Ortiz de Ocampo existente en el Museo Histórico Nacional en Buenos Aires.

Pero el 3 de marzo de 1812 el Triunvirato prohibió al general Belgrano utilizar la bandera de su creación, por razones de política internacional. Belgrano desobedeció este pedido, decidió no seguir con la mentira de lealtad a España, y se ganó la enemistad de gente poderosa de la época que lo destituyó de misiones importantes y lo designó en todas aquellas tareas difíciles de realizar.

Por más que llevó al triunfo a sus tropas y ejércitos en varias oportunidades, su actitud no había caído bien y nunca más fue tan valorado como antes.

A riesgo de esto y sin miedo a morir sin un reconocimiento glorioso, nuestro prócer siguió adelante.

Fue impulsor de la educación pública, donó sus sueldos para la creación de escuelas, se expresó a favor de la igualdad, se comprometió con el periodismo, expresó preocupación por el medioambiente y fue un ferviente defensor de los derechos humanos. Y aún así, en sus minutos finales de vida debió pagarle al médico por sus servicios con el reloj por no tener dinero alguno.

Belgrano no fue estimado en sus tareas y debió soportar que ocultaran la bandera creada por él hasta después de la Declaración de la Independencia de 1816.

La Bandera Nacional es un símbolo de nuestra querida Nación, que hoy, luego de casi 200 años, nos recuerda a Manuel Belgrano y con él a todos aquellos Hombres que dedicaron su vida a forjar nuestra Patria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s