La importancia de la cantidad de horas y de la calidad del descanso nocturno de los niños.

sueño para posteo final

Comienzan las clases y nos ocupamos de comprar un talle adecuado  de su uniforme o delantal para que esté cómodo, comprobamos que los zapatos no le aprieten, seleccionamos una mochila reforzada  para la espalda, estamos atentos a su alimentación pero se nos pasa por alto un aspecto esencial : la cantidad de horas de sueño que debe dormir nuestro hijo para tener la energía suficiente y estar atento para la larga jornada escolar.

Más allá de los casos particulares se recomienda que un niño en edad escolar duerma aproximadamente nueve horas seguidas en un horario regular, estable, o sea, sin demasiadas variaciones entre los días de semana y el fin de semana.

Las consecuencias del mal dormir o de la cantidad insuficiente de horas de descanso nocturno son niños irritados, que bostezan o se dormitan durante la clase, que no quieren comer o por el contrario se alimentan demasiado, con falta de atención, memoria y concentración.

Es posible que durante el receso de verano les hayamos permitido acostarse y levantarse más tarde, alterando la rutina seguida durante el año. Más horas de televisión, computadora o videojuegos, salidas hasta cerca de la medianoche para evitar las altas temperaturas diurnas del verano y flexibilidad en el horario de acostarse y levantarse pueden a esta altura del año jugarnos en contra ya que reestablecer dicha rutina lleva varios días y necesita del reacomodamiento y acompañamientos de toda la familia.

No es cuestión de ordenarles a los chicos irse a la cama cuando en casa no hay un “clima” adecuado para hacerlo; a menudo estas imposiciones terminan en gritos, amenazas y llantos que solo hacen que el niño se hiperexcite o enoje y le cueste mucho más conciliar el sueño.

Algunas de las siguientes recomendaciones pueden ayudarnos a las mamás y papás a ir preparando  el ambiente y a lograr la relajación necesaria para el descanso nocturno de los chicos ( y por qué no la nuestra también):

  • No dejar la tarea escolar para después de la cena. Muchas veces la atención intensa prestada en esta actividad –resolución de cuentas, problemas, memorización de datos, etc. -desvela a los niños.
  • Evitar el consumo de bebidas  tipo cola y de chocolate cerca de la hora de dormir. La cafeína existente en estas gaseosas y el poder energizante del chocolate  puede hacer más difícil que el niño se duerma.
  • Lograr una zona de silencio alrededor de la habitación del niño. De nada vale mandarlo a dormir si en la casa hay música a alto volumen, ruidos procedentes de un televisor, radio o conversaciones en voz alta  que pueden sobresaltarlo en medio del descanso e impedir un sueño profundo y reparador.
  • Evitar la televisión en su cuarto o fijar horarios para la misma. Asimismo, no es conveniente que se quede dormido con la tele prendida o que necesite de su encendido para conciliar el sueño.
  • Acondicionar adecuadamente el cuarto: intentar que el colchón no esté deformado, que el ambiente no esté ni a una temperatura muy alta ni muy baja, que las sábanas estén frescas y que haya la mayor oscuridad posible. Recordar bajar las persianas y cerrar las cortinas ya que si la luz del amanecer entra por la habitación puede despertarlo antes del horario innecesariamente.
  • Crear un ritual de sueño; por ejemplo, acostumbrar al niño a que  unos minutos antes de que se entregue al descanso,  lea su libro de cuentos , comic o texto favorito. De esta forma la acción de ir a dormir no es experimentada como un cambio abrupto de la acción a la inacción. Si el niño no tiene el hábito de leer puede escuchar un audilibro o ser nosotros quienes le leamos o contemos  una historia.

Por último, no hay nada más tranquilizador para un niño  y reconfortante para los papás y  mamás que el clasico saludo o beso de las buenas noches. Démonos el tiempo para ello ya que nuestra presencia al final de un largo día  les recuerda a los niños lo valiosos y queridos que son para nosotros, refuerza la idea de protección y los hace sentir seguros en la oscuridad y en el pasaje a los sueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s