El proceso de aprendizaje: qué hacen los maestros para que los chicos aprendan

escribiendo

 

Los maestros se enfrentan cada día con la difícil tarea de enseñar y los alumnos, con la de estar lo suficientemente  atentos  y concentrados  para aprender. Aquí te contamos cómo es el proceso de aprendizaje

  • El momento de prestar atención

El punto de partida para que un contenido nuevo sea comprendido es la explicación del docente ya que este desarrollará, seguramente, las estrategias didácticas adecuadas y presentará el tema con la motivación necesaria para que despierte interés entre los alumnos.  Es por esto que debemos alentar a nuestros hijos para que presten suficiente atención cuando el maestro/a expliquen un tema nuevo. Será importante que el niño permanezca en silencio hasta que termine la explicación. Esta actitud reflexiva  le permitirá concentrarse lo necesario para comenzar a  comprender  el nuevo tema.

La consigna del docente para esta parte de la clase será: “Necesito que ahora me atiendan, no se distraigan y presten atención por un rato porque les voy a explicar algo nuevo y muy interesante.”

 

  • El momento de preguntar

Luego de la explicación, el maestro cotejará , a partir de preguntas o situaciones,  que el niño esté comprendiendo y razone adecuadamente. Es importante que el alumno pregunte todo aquello que no entendió pero que lo haga escuchando las dudas de otros compañeros. Muchas veces, por ansiedad o por el simple hecho de hablar, varios niños preguntan las mismas dudas y la clase se desordena.

Para este momento la consigna será: “ ¿Qué dudas tienen? Vamos a tratar de contestarlas entre todos.”

 

  • El momento de poner en práctica o de practicar

Según la especificidad de cada disciplina, posteriormente a la explicación y al planteo de dudas vendrá el momento de la práctica. Esta puede ser individual y/o grupal. Será fundamental que el maestro pase entre los bancos para ver si los alumnos están razonando, analizando o completando las actividades adecuadamente. En este punto no interesa el resultado final sino el proceso, los pasos de este razonamiento.

 

  • La consolidación e internalización de los nuevos contenidos

Un nuevo contenido necesita de dos aliados para ser procesado, internalizado y aprendido: tiempo y práctica. Estos dos deben darse conjuntamente y en el caso de la práctica o tarea, esta debe ser de complejidad creciente y no solo realizarse en la escuela sino complementariamente, fuera del horario escolar. Recién después de un período de tiempo en el que los contenidos se internalizan gracias a que la explicación, la práctica adquiere sentido (esto quiere decir que muchas veces la práctica repetitiva de ejercicios no sirve si no se va graduando en complejidad y variando).

La consigna en este caso puede ser: “¿Quién puede explicar  lo que enseñé ayer/la semana pasada?

 

  • La evaluación

Las teorías educativas actuales perciben a la evaluación como un proceso y no como fin en sí mismo. Más allá de que el sistema educativo busca una calificación numérica o conceptual para la aprobación, los  maestros tienen bien en claro que no todos los chicos evolucionan de la misma manera ni tienen los mismos tiempos para aprender.

La tarea de enseñar empieza en el colegio  pero sigue en casa con padres y madres  dispuestos a acompañar y motivar a sus hijos en la aventura del conocimiento.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s