Guía de útiles escolares: ¿qué cartuchera compro?

cartucheras en las manos recortada

 

Una cartuchera debe reunir tres condiciones para convertirse en un verdadero “útil” escolar: ser visualmente atractiva para el niño, de buena calidad y, sobre todo, funcional.

Es frecuente que la  elección de la cartuchera y su compra se transforme en una actividad motivadora del inicio de clases.  El problema surge cuando, parados con nuestros hijos en la librería, tenemos que orientarlo para que elija la adecuada, más allá de su diseño preferido: ¿tres, dos o un piso?; ¿rígida o maleable?; ¿de tela o plastificada?; ¿con velcro o con cierre?,¿ con compartimentos o sin ellos?

No todas las cartucheras que se ofrecen en los comercios son convenientes para todos los chicos; por ejemplo, si nuestro hijo o hija son desordenados, no servirán las cartucheras de muchos pisos ya que seguramente se olvidará de cerrar los cierres y, como no habrá introducido los lápices en sus compartimentos, estos terminarán acumulándose en el fondo de la mochila.

En algunas ocasiones es preferible elegir una cartuchera pequeña alargada, del tipo portalápices, para colocar en ella los útiles que se utilizan más frecuentemente como lápiz, lapicera, goma, sacapuntas, una regla de 10 cm y un par de lápices o fibras de color para subrayar títulos. Aparte el niño puede llevar una cartuchera de un piso con lápices y fibras de colores que quizá no utilizará con tanta frecuencia. Esta combinación de cartuchera chica y otra para los lápices de colores permitirá que el niño tenga espacio en su banco y no necesite desplegar la cartuchera adicional, la que ocupa mucho espacio por sus dimensiones.

Si la mochila va muy cargada con cuadernos, carpetas y libros, no es conveniente una cartuchera muy grande. Asimismo, podríamos aconsejarles a los chicos que reserven siempre el primer compartimento de la mochila para guardarla en forma independiente del resto de los útiles. De esta manera evitamos que “se pierda” en el fondo de la mochila o entre las hojas de la carpeta o los libros, las que muchas veces  se doblan o ajan como resultado de estas intercalaciones.

Por último, la elección de la cartuchera debería observar una relación lógica entre el precio, el diseño y la calidad.

En resumen, la cartuchera más adecuada será aquella que tenga un valor razonable, un tamaño práctico, un diseño atractivo para el niño y sea funcional a su uso.

 

Foto: ISVN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s