Aprovechando las vacaciones para estar más tiempo con papá

comunicacion-padres-e-hijos-aletheia

Las vacaciones son la época del año ideal para estar más tiempo con papá y desarrollar tareas juntos. Acompañarlo una tarde a la oficina, cocinar juntos o ir con ellos al supermercado…

Acompañar un día a papá al trabajo y conocer en qué y con quiénes desempeña su actividad profesional, sentarse en su escritorio o estar detrás del mostrador del local pueden convertirse en  experiencias inolvidables para  nuestros hijos. Dependiendo del tipo de actividad que papá desempeñe y de la edad de los pequeños, vale la pena  adaptar un día de la  jornada laboral para que los chicos sepan exactamente a qué se dedica papá y por qué pasa tantas horas fuera de casa.

Presentarse y ser presentado por su nombre y edad, responder preguntas simples de colegas de papá y amigos hace sentir al niño “importante” y lo expone a espacios a los que está poco habituado, lo que favorece el desarrollo de sus habilidades interpersonales. La única excepción serían los ámbitos laborales que puedan exponer a los niños a riesgos tales como maquinarias peligrosas, grandes aglomeraciones, etc. De hecho, hay muchas empresas que organizan esta experiencia como un evento institucional. Si lo vamos a hacer por iniciativa propia, conviene elegir un momento tranquilo para mostrarle el lugar de trabajo y hacerle sentir que le dedicamos ese tiempo especial a él.

Si como papás tenemos la posibilidad de compartir durante el verano más tiempo con nuestros hijos, una actividad interesante consiste en compartir el día desde la mañana temprano, en tareas tan sencillas como ayudarles a elegir la ropa que ponerse, y a vestirse, compartiendo el desayuno, y charlando quizás de que soñaron esa noche o con qué les gustaría soñar…

Podemos también pensar que un día a la semana sea su día especial durante las vacaciones, Ese día realizaremos la actividad que ellos elijan como ir al cine, a la plaza , a andar en bicicleta, a patinar… Ese día se convertirá en un momento único en la semana y los chicos lo esperarán con felicidad.

Hay también actividades que pueden constituirse en una responsabilidad conjunta. Por ejemplo, ir al supermercado. Para ello podemos pedirle a nuestro hijo que vaya armando una lista de las cosas que hacen falta. No es necesario que sepa leer y escribir. Podemos pedirle que realicen dibujos del alimento.

Sin duda, una actividad que acerca a los papás a sus hijos es el arte. Hoy en día existen una cantidad importante de libros y programas de televisión que nos enseñan a crear a partir de objetos simples. No se trata de ser artistas sino de hacer algo con nuestros chicos a partir de lo cual podamos abrir nuestra capacidad expresiva, estimular la imaginación, y aprender de forma divertida, para que después nos queden esos objetos como buenos recuerdos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s